Bibliotecas Multimedia, iTunes y Winamp

biblioteca

Quiero hablar de mi caso personal para intentar echar un cable para quien no está tan al tanto de estos temas o quien esté comenzando a interesarse por tener sus colecciones organizadas. Cuando llega un momento que se tiene tanta música, películas, videos, o fotos, pues puede ser incluso agobiante el encontrarlo cuando lo necesitas. Para solucionarte este problema se crearon las bibliotecas multimedia. En ellas puedes añadir cualquier carpeta de tu disco duro que contenga archivos multimedia y ella sola los ordenará y te facilitará las búsquedas, inclusive podrás reproducirlas y exportar listas de reproducción y videos a tu iPod o Reproductor de Mp3. Podemos encontrar multitud de ellas por la red, pero yo quiero hablar de dos en concreto, ya que a mi modo de ver son las más completas y más sencillas de uso: iTunes y Winamp.

Winamp es famoso por ser uno de los más reproductores de audio más ligeros, completos y de mayor calidad. A esto se le añade un gran gestor de contenido que mediante plugins es capaz de reconocer casi cualquier tipo de reproductor mp3 del mercado. Simplemente con añadir la carpeta que contiene tu música (por ejemplo) la procesa entera y está lista para funcionar. En las últimas versiones he visto que tiene reconocimiento de carátulas del disco, es decir, que si has añadido en los metadatos del mp3 la carátula del disco, ésta aparecerá en winamp mientras se reproduce, así como en el iPod o últimos Creative Zen. Cualquier búsqueda es sencilla, e incluso puedes clasificar tus podcast, suscribiéndote a ellos y mandando actualizarse cuando estos lo hagan.

iTunes, el fantástico iPod tiene un gran amigo en este programa que lo conecta con su iTune Store, en donde puedes suscribirte gratuitamente a podcast, comprar tus discos, o audiolibros, igual que bajar videos. El sistema es muy parecido, siendo, como no, dentro de un entorno mucho más amigable que en winamp. Y es que Jobs siempre nos facilita las cosas. Tiene la historia que no me ha reconocido a otro reproductor que no fuera mi iPod, así que está clara la exclusividad. Al igual que en los iPod también disponemos del sistema Coverflow, con el que podremos navegar visualmente por nuestra biblioteca de carátulas, dando la impresión de que las estamos pasando una a una con la mano, sin duda impresionante. Hecho de menos un poco más de calidad en lo que es la reproducción de la música y de los videos, pero bueno, lo compensa añadiendo una herramienta de conversión de archivos a los que puede leer el iPod para que no tengamos que andar buscando programas externos, aunque yo lo recomiendo, sobre todo para los videos.

Ahora mismo, si tuviera que quedarme me quedaba con el iTunes, pero sin dejar a mi Winamp del alma al lado, que me ha servido muchos años, pero ya se sabe mi iPod manda, y aunque bien es cierto que en winamp podemos sincronizar cualquier iPod…, la “i” Impone abrazar las bondades de la manzanita maldita. Lo mejor es que pruebas la que quieras y te convenza de cualquiera, eso sí, es mejor que la de Windows Media Player.

Descargas: Winamp
iTunes