¿Hay vida después de Internet?

internet

Vivimos en un mundo conectado a la red, y los pequeños transeuntes que lo poblamos nos hemos acostumbrado a ello hasta el punto que gran parte de nuestra rutina también se encuentra conectada a internet. Desde levantarte cada mañana y conectar el ordenador, consultar tus mails, mirar las noticias,… Casi cualquier cosa que hacemos en nuestra vida diaria está relacionado con internet, o en su defecto con un ordenador. Y no creo que esto sea malo, al contrario, pienso que la tecnología evoluciona a favor de las personas (y no al contrario como piensan algunos) y nos facilita un montón de tareas. Internet no solo nos facilita muchas de esas acciones cotidianas, sino que nos ha abierto la puerta a otras muchas que desconocíamos o no pensábamos que fueran a ser beneficiosas, como por ejemplo las redes sociales, o los servicios de la Web 2.0.

Es en esta tesitura de cuando llega el momento, cada vez más raro, de pasar unos días o una temporada alejado de internet, cuando te das cuenta de lo enganchado que estás a este mundo de cables y redes inalámbricas. Lo cierto es que no es algo como para dramatizar, y tampoco quiero hacerlo, pero sí que es verdad que esas rutinas diarias de las que hablaba al comenzar el artículo se van echando en falta, más por costumbre que por pura necesidad. Quieras o no, siempre te entra ese gusanillo que te invita a pensar si tendrás muchos mails acumulados, si habrá ocurrido algo interesante en la blogosfera, si ya habrá salido un nuevo capítulo subtitulado de Lost… Cada uno las suyas, pero sí que es cierto que hoy por hoy, no podríamos estar alejados de internet mucho tiempo, porque ya hemos asumido estas acciones como rutina diaria y vital.

Por supuesto que sin internet las infraestructuras de las empresas y estado se irían a pique, pero ciñéndonos al plano más personal…, ¿podrías vivir sin internet después de haberlo tenido?

Un comentario en “¿Hay vida después de Internet?

Los comentarios están cerrados.