Perdí la virginidad con un Mac

Hoy es domingo, y la verdad es que en un día en el que me he visto Matrix Revolution y el partido de Alemania contra Polonia, mi cerebro no es capaz de carburar a velocidad normal. Hoy no pensaba ni publicar pero me he acordado de que hay algunas personas a mi alrededor que están teniendo sus primeras experiencias con Mac, y de ahí me da pie a escribir sobre como Steve Jobs se hizo con mi virginidad informática. Aunque no fue exactamente así, pues ya había tenido ordenadores, pero sí que tuve mi primera experiencia en internet desde un Mac

macintohs

Este primero contacto erotico-festivo con la red, y desde este Mac, pues qué queréis que os diga…, el problema es que el equipo tenía más años que yo mismo, así que si a eso le sumamos que las conexiones de hace 8 años eran como eran, me dejó bastante insatisfecho. Pero ya sabéis que la primera vez nunca es la mejor. De hecho, en aquellos primeros años universitarios había que experimentar, y experimenté. Pasó el tiempo y me adentré en el mundo de los numerosos Windows que manejé, y que me daban cada día una sorpresa y un problema, sobre todo mi corta pero intensa época con el Windows Millenium (…

Ahora mismo puedo decir que no uso Windows para nada en casa, y ya ni siquiera Linux. Uso exclusivamente MacOsX, y como no estoy atado a un Pc en el trabajo, soy un maquero de pro. Así que en estos días estoy como hace 10 años, escribiendo en un Mac, aunque con una “i” delante, y con una conexión que hoy va tan lenta como los caracoles.