Cuando la pasión termina, no tiene porqué ser malo el cariño

Tranquilos que ahora no me ha dado por escribir sobre temas Rosa, o de Amor…, pero sí hay algo que me ha llamado la atención y que suele pasar a la mayoría de la gente cuando nos entusiasmamos por algo y con el paso del tiempo esa pasión inicial termina quedando solo en cariño o pura rutina. Recuerdo cuando descubrí el mundo de Apple, y sus ordenadores Mac. Entré en este mundo a través de mi iPod Nano de 8 Gigas que se me llevó el corazón y me hizo gastar mucho dinero en renovar mis equipos hasta volverme un maquero de tomo y lomo. En cualquier caso, debo decir que nunca hice una inversión mejor, pero no van por ahí los tiros de este artículo. Lo que sí he notado en todo este tiempo que llevo como maquero, y además escribiendo sobre temas de Apple, es que la ilusión y la pasión del comienzo ya no la tengo tan a flor de piel, y ahora actúo de forma más “racional” si queremos llamarlo así, cuando toco temas relacionados con la manzanita mordida.

Ahora me manejo diariamente con los Mac, y los tengo como herramienta de trabajo y de ocio, y aunque sigo emocionándome con ciertos detalles, ya no se me iluminan los ojos cuando veo lo delgado que es mi iMac, o lo bonito que se ve mi MacBook. Por supuesto sigue interesándome mucho la tecnología de Apple, y los iPod me parecen la verdadera revolución en el mundo de la música digital, de hecho las nuevas generaciones de iPod seguro que darán otra vuelta de tuerca a este mercado. Sin embargo estoy llegando a detestar los nuevos iPhone, y esto es debido a la gran saturación de información y noticias que llegan por todas partes. Al principio de mi pasión por Apple esto no me hubiera pasado, porque estaba alucinado por todo lo que llevara una manzanita detrás. Ahora sin embargo lo veo todo de manera más clínica, más objetiva, y sobre todo más relajada.

Me encanta Apple, pero ya no es la pasión del principio, y esto no lo veo como algo negativo sino como algo bueno. Es asumir una tecnología diferente a la que has estado usando toda tu vida, y que te facilita las cosas hasta puntos que no pensabas. A mí me queda el cariño y la rutina de usar diariamente la tecnología Apple, sin embargo no tengo la pasión del principio, y lo cierto es que lo agradezco.

5 comentarios en “Cuando la pasión termina, no tiene porqué ser malo el cariño

  1. Amigo Cortador tu entrada es completamente valida. Es bastante comun diria yo. La saturacion con el iPhone tambien esta a un punto donde es muy dificil no aburrir el aparato.

    Por otro lado, la magia de Apple es que logra re-conquistarnos tantas veces como nuevos productos saca. Ahora que supuestamente se vienen unos productos innovadores, seguramente que un poco de esa pasion volvera.

    Esta claro que no se puede estar “arriba” todo el tiempo, pero definitivamente lo bueno de ser fanatico de Apple es que llegas a “arriba” mas de una vez en tu vida, y sin duda alguna, mas que con cada release de Windows😉.

    Excelente articulo, tremendo blog.

  2. Gohaninengland, gracias por tus comentario compañero!

    Neodata, a mí me pasa como a ti, que disfruto de cada cosa que hago con mis Mac o mis iPod, pero ya no es la ceguera por todo lo que lleve una manzana detrás. Ilusión sigo teniendo, y me encanta todo lo que hace Apple, pero ahora lo veo de una manera menos apasionada, más crítica si queremos decirlo así.

  3. Pues no lo entiendo yo no pierdo ni una pizca de pasión, llevo desde el 2003 con este tema de los Mac, anteriormente era betatester de Microsoft y lo que más me gustaba era utilizar y trastear con los futuros sistemas operativos que se preparaban, aún recuerdo el impacto que me produjo Windows eXPerience respecto de Windows Me y 2000 sobre todo por su cambio de Look, etc…y todo esto bastante antes de que se mencionara por Internet como iba a ser el nuevo sistema de Microsoft, etc…bien la verdad que lo que ya no conseguía Microsoft era ilusionarme (tampoco es tan difícil) pero cuando yo empecé con esto de la informatica haya por el 97 me ilusionaba con el PC, con Windows, con lo que podía hacer y así empezó este hobby para mi que se ha convertido en mi trabajo como profesional.

    Bien pues si en el 2003 me levante una mañana lluviosa de Marzo y decidí ir a comprarme mi Primer Mac, iba ilusionado cual niño a por mi futura adquisición, esa ilusión no la he perdido, sé de las bondades del Mac y de la tecnología Apple, pero aún me emociono haciendo cosas delante de mi equipo, disfruto y sobre todo, aún me comen los nervios en cada retransmisión de keynote o esperando algún nuevo producto que haya adquirido.

    No hace mucho, mi gran ilusión era ese firmware 2.0 para el iPod touch y MobileMe que ha mejorado mi experiencia online respecto a .Mac, aunque haya tenido ese arranque tan duro la verdad que me encanta y disfruto con las nuevas cosas que puedo hacer. Y así siempre, la pasión, ilusión continua….y ya no cuento cuando uno tiene el gusto de probar el futuro antes de que llegue, como me pasa con los sistemas operativos…o cuando disfruto de mi push en el touch, o cuando me llevo de paseo mi MacBook Air y puedo hacer cualquier cosa de las que hago con mi iMac, etc….

  4. En primer lugar felicidades por el blog, te sigo desde hace 3 episodios del podcast y esta bastantebien currao, si aceptas sugerencias te recomendaré que siempre q puedas grabes con tu colega del último podcast porque le aporta un dinamismo bestial al podcast y se hace mucho más entretenido.Bueno respecto al post, eso nos pasa con todo no te preocupes, cuando me traje el iPhone de londres gozaba como un niño enseñandolo a la gente y ahora hasta me corto de sacarlo mucho en público nada más que por no ponerme a enseñar una y otra vez lo mismo (aunque aún me gusta cuando algún conocido se queda mirando extrañado y al cabo de 1 minuto se arranca y te pregunta:
    -Oye, eso… es un movil?
    -el que esto? eee si, sí.
    (ya la has cagado, toca hacer mini keynote)

    Pero bueno la verdad es que la saturación de noticias es EXTREMA.

Los comentarios están cerrados.