2008, año de luces y sombras para Apple

Sin duda el 2008 va a ser una año recordado por sus multiples lanzamientos y sorpresas, pero también como un año en el que Apple nos dejó algún que otro sabor amargo. En enero (mes del MacBook Air), Steve Jobs nos anunció que durante todo el año iban a estar lanzándose productos nuevos y que Apple iba a volver a revolucionar el mercado con cada uno de ellos, y en parte así fue. Desde el iPhone 3G, el nuevo MobileMe, los nuevos iMac, los iPod, la AppStore, hasta llegar a los nuevos MacBook de alumnio, el 2008 ha sido un año de contrastes.

Para empezar Apple ha estado pecando todo este año de querer lanzar todo demasiado rápido. Esto les ha hecho equivocarse varias veces, y han “patinado” en temas y en detalles como los nuevos firmware para el iPhone 3G o el Touch, y un servicio MobileMe que ahora que termina el año, es cuando más usable parece ser. Nos han dejado también con varias decepciones en cuanto a la falta de tacto con sus usuarios, ya que casi ninguna de las peticiones que, casi unánimente les hemos hecho no ha sido escuchada, para ejemplo el Copiar y Pegar del iPhone, y demasiadas actualizaciones para arreglar las anteriores al puro estilo Microsoft. Además, en ocasiones ciertas actitudes demasiado restrictivas y fuera de mercado, han dañado la imagen de la compañía, que sin embargo ha sabido contrarrestar con productos novedosos y muy interesantes.

Pese a todo, Apple dispone de un gran catálogo de hardware y software que sigue siendo la envidia de cualquier marca, y no ha dejado de generar espectación en cualquier movimiento que ha hecho. Ahora, con la anunciada ausencia de Steve Jobs en la MacWorld, y todo lo que esto conlleva, parece que Apple vuelve a entrar en un momento crítico de inflexión, que por otra parte iba a terminar siendo inevitable. Steve Jobs cada vez va a tener menos peso en Apple, y veremos hacia donde navega la compañía sin él y su maniático contro de todo.

Como espectadores ha sido un año intenso, y el estado de la blogosfera maquera así lo demuestra, veremos qué ocurre con ese cambio que parece intuirse para el 2009 y como se desenvuelve Apple con su nuevo Snow Leopard deseando rugir en nuestros equipos. Como maquero espero lo mejor, pero como exceptico que me declaro, siempre ando “con la mosca detrás de la oreja”.