¿Somos los maqueros iguales en cualquier parte del mundo?

Apple es una empresa que distribuye para gran parte del mundo. Casi en todas las direcciones de la Rosa de los Vientos, podemos encontrar una manzana detrás de un equipo informátivo, un iPod o un iPhone. Y estoy seguro que la pasión que la marca y sus productos despiertan en sus usuarios tiene que ser bastante parecida, aunque con ciertos matices. Escuchando Appleando, un fenomenal podcast sobre el mundo Apple, escuché que en Turquía, pese a que hay una gran cantidad de apasionados maqueros, Apple no los cuida como debiera, comercializando sus productos mucho más tarde que en otros lugares. Y esto se repite en muchos países mucho más cercanos a nosotros. Por supuesto ya sabemos que en Europa tenemos una conversación euro-dólar, nefasta para nosotros, y también que en muchos países sudamericanos, el hacerse con un Mac es casi como empeñarte para muchos años. Por este motivo creo que el maquero portugués, sueco, español, japonés, americano, argentino, o nigeriano, se siente de una manera distinta al resto.

Viendo el fanatismo maquero nacido naturalmente en EEUU, era difícil hace años creer que fuera a exportarse al resto de países hasta el punto que estamos hoy. Desconozco la situación en muchos países, y obviando la palabra crisis, es más sencillo ser maquero dependiendo del país en el que te encuentres. Por ello creo que el sentimiento tiene que ser más acusado en países como EEUU que tiene la tradición y la capacidad general de adquirir más equipos Apple. Los países con menor poder adquisitivo, o dificultades para su compra, debido a políticas arancelarias, precios abusivos, o mil cosas más, puede que sientan ese afán por conseguir un gran equipo como cualquier de los de Apple, pero puede que tengan más complicado sentirse parte de una comunidad, debido al menor numero de usuarios en su lugar de residencia.

Por suerte la cercania con todo el mundo que nos brinda Internet, hace que sea más sencillo acceder a la información sobre cualquier tema y estar dentro de comunidades a cientos de miles de kilómetros de distancia, pero el sentimiento de cada maquero tiene que ser por fuerza diferente en cada lugar del mundo.

¿Qué pensáis, y lo que es más importante, cómo se vive el mundo Mac en vuestros países?

5 comentarios en “¿Somos los maqueros iguales en cualquier parte del mundo?

  1. En España tener un mac cada vez es algo más normal, antes era algo que solo presumían gente dedicada al sonido y música o gente de diseño. Pero cada vez es algo más normal y los encuentras a un precio más asequible que antes.

  2. @Aimac, ya sabes que conozco bastante la realidad de los argentinos, en concreto la realidad respecto a adquirir un Mac, y siempre he criticado a Apple por esa política que tiene Apple frente a los paises del cono sur (o como siempre digo la parte honrada de América) Y es una pena porque de hecho como empresa, pienso que está dejando de ganar mucho dinero. Pero esto también se aplica a Europa, y a países como España, que con una Apple Store que hubiera sería amortizada en poquísimo tiempo.

    Pero bueno, ellos sabrán

  3. Creo que diste en el clavo con lo que uno es Maquero según el país que te toque. Desgraciadamente cuando yo vivía en Argentina pensar en tener una Mac era casi imposible (salvo que pasaras la infancia metido en tu casa, sin salir ni a tomar un helado y ahorrando hasta lo que te daba, después de hacer un mandado, tu abuela) los precios allá son exagerados más caros que si lo compraras en Europa.
    Yo creo que hay mucha gente que la encantaría probar un Apple pero como ya dije no todos tiene la suerte de poder hacerlo y se conforman con el Hackintosh.
    Realmente es una pena…

  4. Gracias por la mención en tu blog, pero no nos podemos olvidar de Nacu que es “Colaboraitor” de serantes como así se hacen llamar.
    Es mucho lo que desconocemos más allá de nuestras propias narices, y el mundo Apple no iba a ser menos. Espero esos comentarios para recoger un poco más de información.
    Un saludo:
    JOR.G.-E.

Los comentarios están cerrados.