Compartir pantalla y Evernote me han salvado el culo

Hoy me ha pasado algo relacionado con el mundo Mac que me ha encantado y que quería compartir con todos vosotros. Antes de nada os pongo en antecedentes:

Tengo un iMac para trabajar en casa y que se encarga de bajar copias de seguridad cuando no estoy, y en la oficina trabajo con un MacBook. Muchas veces necesito ver algún documento o monitorizar la actividad del iMac cuando curro, y gracias a la posibilidad de Compartir Pantalla que te ofrecen los equipos de Apple, lo hago a menudo. Esto lo consigo gracias al sistema Back to My Mac, que precisa de una cuenta .Mac, o .Me, para funcionar. Si desconocíais esta posibilidad no os preocupéis, en otro artículo os cuento en qué consiste y cómo funciona más concretamente.

El asunto es que a media tarde me he dado cuenta que me hacía falta un papel con información que había olvidado en mi escritorio, por lo que la putada era considerable. Sin embargo, ahí se me encendió la bombilla. He llamado a casa, y por suerte estaba mi padre. Le he pedido que buscara el documento y que se pusiera en frente del ordenador. Gracias a Compartir Pantalla, desde el MacBook de la oficina controlaba visualmente mi iMac, y gracias a la cámara iSight y al fenomenal programa gratuito Evernote, todo ha salido bien. Esta ha sido la operativa:

Controlando el iMac remotamente he abierto Evernote. Como tiene la opción de crear una nota a partir de una foto con la cámara iSigth integrada en el iMac, he guiado a mi padre hasta conseguir encuadrar todo el texto del documento. Le he hecho la foto y con la nota que me ha creado Evernote he sincronizado el programa, y voila! ya la tenía en el Evernote que tengo instalado en el MacBook. Por lo que en cuestión de 1 minuto ya tenía el problema resuelto.

Y luego me preguntan por qué adoro Mac…

3 comentarios en “Compartir pantalla y Evernote me han salvado el culo

Los comentarios están cerrados.