La primera crisis geek del 2013. Google Reader muere y Feedly saca pecho.

google-reader-issues

Una de las grandes crisis del mundo geek en este comienzo de 2013. Google Reader ha terminado por dar su último coletazo y el 1 de julio cierra la barra libre, de hecho, el bar se autodestruye dejando un largo reguero de adictos al “Whisky Feed”. Pero esto ya lo sabías. Es más, estoy seguro que si estás leyendo esto, ya has comenzado a buscar la manera de sustituir el servicio de Google por una de las numerosas alternativas que han ido surgiendo desde entonces. Quizá esté exagerando con el tono apocalíptico que estoy usando para referirme al cierre de Google Reader, pero para mucha gente ha significado un verdadero problema. Para otros, Google Reader morirá sin saber que existía.

Y es que no nos engañemos amigos geeks, la mayoría de la población que no pasa horas delante de una pantalla, ni le salen callos en las manos de tanto sostener el Smartphone, visita las páginas una a una. Suelen tener dos, tres, cuatro páginas de cabecera a las que acuden para revisar novedades. Blogs con bonitos diseños, atractivos themes y unos graciosos iconos de color naranja con unas barritas blancas a modo de tattoo. Eso son los botones de suscripción RSS a los Feeds que se actualizan periódicamente cuando se publican novedades. Pero qué más da, tengo los Favoritos en el navegador… Y ojo, no tiene nada de malo seguir ese método para informarte. Al fin y al cabo, pensandolo bien, todos terminamos por coleccionar hordas de Feeds que nos agobian con la misma información (o similar) una y otra vez. Casi os diría que con seguir dos o tres blogs de cada temática que nos interese, resulta suficiente para estar al día.

feedly-2

Pero nosotros, tú y yo, somos adictos a la información, y queremos estar al día de todo lo que suceda y se publique en Internet, así que vamos a lo que vamos. ¡Hay que encontrar sustituto para Google Reader ya! Menos mal que siempre hay gente que piensa las cosas antes que nosotros. Feedly se había puesto las pilas desde que, irónicamente, leímos una noticia en Google Reader sobre ciertos rumores del cierre del propio Google Reader. Casi es mareante, ¿no crees? El caso es que Feedly ha metido un gol, y se ha levantado de la silla proclamando a voz en grito que ya tenían preparado un plan de escape con un proyecto propio de alojamiento y sincronización de nuestros Feeds. Han prometido que ni siquiera nos daremos cuenta del momento en que muera el rey y sea Feedly quien ocupe el Trono de Hierro. Chicos, buen trabajo.

Por supuesto, hay algunas alternativas más a Feedly, y muchas otras que saldrán de aquí a julio, pero ya hay quien está temblando, como las aplicaciones que bebían de la fuente de Google Reader y tienen que ver a qué API se ligan. Este verano será interesante. Comprobaremos si Feedly aguanta el tirón con sus nuevos millones de usuarios, y algún que otro sistema nuevo que aglutine nuestros miles de feeds repitiendo la misma noticia de siempre. Mientras, disfrutemos de lo que tenemos y no carguemos tintas contra servicios que son gratis y que solo por eso, tienen todo el derecho del mundo a decir adiós cuando les plazca. Tampoco debe preocuparnos demasiado que esto puede sucerder con otros servicios. Como he dicho antes, siempre hay alguien que ha pensado por nosotros cómo escapar de la cárcel, y cien presos con planes alternativos y ganas de salir el primero.

2 comentarios en “La primera crisis geek del 2013. Google Reader muere y Feedly saca pecho.

  1. Creo que este cierre ha sido un gran error por parte de google. Es cierto como dices, que la mayoría de los mortales ni saben que es Google Reader, ni un Feed, Rss y lo que es mejor no le importa, y con sus favoritos tienen más que de sobra.

    Pero resulta que Google con el cierre de Google Reader viene a tocar las narices de quienes hicieron de Google lo que es. La minoría geek creadora de contenidos. Los que tenéis un blog con más o menos influencia. Los que cuando Google no era nada, unos pocos íbamos adoctrinando a nuestros conocidos sobre la existencia de un excelente buscador, muy simple con una página en blanco con solo una caja de texto, pero que ofrecía unos resultados de búsqueda precisos y caso adivinaba lo que estabas buscando.

    Fuimos nosotros, la minoría que ahora desprecia Google, la que fuimos arrancando a toda esa gente de sus portales de Terra, y similares. De los buscadores como Olé o Ozú. Ya no nos acordamos? Los que teníamos una cuenta de correo buenísima y convencíamos a los demás de que abandonases esa cosa de HotMail.

    Si Google es hoy lo que es, es sin duda gracias a la labor desinteresada de muchos pocos geek que ayudamos a que Google y Gmail fueran el buscador y correo por excelencia. Y así no lo paga?

    Ah, y a los podcaster que se vayan preparando que si esto de cerrar Google Reader fastidia, no digo nada cuando cierre Feedburner. Que seguro no tardará y muuuuchos son los que tienen en iTunes los feed de sus podcast subidos desde Feedburner.

    Que Dios nos pille confesados.

    Mi casa ya hace años que es “Windows Free”, ¿será también “Google Free” en poco tiempo?

    Saludos

    Gabriel

Los comentarios están cerrados.