Feliz Navidad tecnológica y próspero 2014 cacharrero

el blog y Podcast de No tengo iPhone te desea Feliz Navidad

2013. Año de novedades, confirmaciones, presentaciones, actualizaciones y renovaciones. Doce meses intensos en lo general, y también en lo personal.

Este ha sido el año de mi confirmación en Android. Tanto en Smartphone (LG G2) como en Tablet (Nexus 7),  se ha convertido en mi sistema operativo móvil de cabecera y no puedo estar más encantado con él. Me sigue pareciendo que Apple encabeza la lista en cuanto a calidad de hardware, pero la decepción que me produjo el insulso iOS 7, terminó por corroborar lo bien que había hecho probando cosas nuevas.

Sin embargo, creo que lo mejor de este año en cuanto a tecnología, ha venido de la mano de la fotografía. Para mí es más una pasión  que una simple afición, y este año he hincado los codos para aprender los secretos de disparar en modo Manual. La satisfacción no ha podido ser más grande. Una pequeña renovación en cuanto a objetivos, el descubrimiento del focal fijo de 35mm, y mi propósito personal de mejorar en cada foto que iba tomando, ha hecho que todavía me enamore más del bello arte de retratar.  Me queda mucho por aprender, pero creo es precisamente eso lo que más me motiva.

Las redes sociales han seguido muy presentes, aunque con un balance distinto al de años pasados. Twitter y Facebook han perdido fuerza en mi día a día, mientras que Google Plus e Instagram, me han regalado nuevos amigos 2.0 y horas de diversión.

En cuanto a ordenadores… Aquí no he cambiado ni mis equipos ni mi opinión. El entorno Mac es el que me hace ser más productivo y donde puedo expresar mejor mi creatividad. Me ocurre lo contrario que con iOS, Mac OS X no me aburre lo más mínimo.

El año que viene os soy sincero, no espero grandes cosas de los gigantes de la tecnología. Siento que vivimos un periodo de estancamiento necesario, en el que las empresas intentan sacar más provecho a lo que ya tenemos, y se olvidan de rizar el rizo. Pero veremos lo que sucede. De momento, me despido con el clásico Feliz Navidad, que nunca pasa de moda. ¡Sed felices!