Opinion. El mejor sistema operativo móvil del 2015

Hace mucho tiempo que no escribo – ni grabo- nada para este blog de tecnología, pero hoy me he animado por la aventura móvil que he vivido este año. He pasado por Android, Windows Phone y por iOS en menos de 12 meses. Casi un record.

LG G2

Poniendo sobre la mesa un poco de contexto histórico, os diré que llevaba en Android desde que abandoné el iPhone 4s aburrido de un sistema de Apple soso y sin posibilidades, justo en el momento en que Android le había adelantado por la derecha. Disfruté de un Samsung Galaxy S3 hasta que cambié a un LG G2. Seguí disfrutando de Android, ya que el G2 puede haber sido uno de los mejores móviles que he tenido nunca. Pero entonces tuvo un pequeño incidente con agua, y hubo que abandonarlo. Ya este año 2015, decidí probar algo distinto. Llegó a casa un Nokia Lumia 930 con Window Phone 8.1. Lo más alucinante de este móvil era su cámara de fotos, la mejor que he tenido, sin embargo, pese a que le sistema funcionaba bien, la falta de aplicaciones me agobió un poco y decidí volver a lo conocido y que sabía que funcionaba: Android.

lumia-930

Después de pensarlo mucho, el LG G3 llegó a casa para convertirse en mi segundo LG en mi historia con los smartphone. Un buen móvil, pero que no dejaba de ser un poco más que el LG G2, e incluso en la experiencia general de uso diario, tengo que decir que estaba algo por debajo de su predecesor. Un problema con la red Wifi de casa, que pasó de ser de 2,4GHz a 5GHz, hizo que devolviese el LG G3 a Amazon.

lg-g3

Durante esa semana en la que estuve sin móvil propio, estuve usando un iPhone 5C que teníamos en el trabajo. iOS 9 es un sistema que me ha sorprendido, y aunque solo termines disfrutándolo de verdad en el iPhone 6s, me gustó tanto la experiencia que me hizo valorar comprar el nuevo buque insignia de Apple. Y aquí llegó la gran pega de todos los iPhone, sobre todo en los últimos dos años, el precio. Sin embargo, tengo que reconocer que después de trabajar el iPhone 6s en el trabajo y probar su gran novedad, la pantalla 3D Touch, Apple por fin ha vuelto a dar un golpe sobre la mesa. Por fin una verdadera evolución.

iphone-6s-stock-photo

No tenía intención de volver a Android, al menos por un tiempo, quería regresar a la experiencia iPhone, y con el 6s esperaba que fuera genial. Sin embargo, y pese al dinero que me habían devuelto desde Amazon, no podía asumir tanto dinero por un móvil, por muy iPhone 6s que fuese. Esto es debido a que por las nuevas características de las aplicaciones, sistema y posibilidades multimedia, comprar un móvil con solo 16 GB y que no tenga opción de ampliar con tarjetas microSD, es sencillamente tirar el dinero. Por lo que la opción de 64 GB, a priori la más lógica, era un gasto demencial que me hizo descartarlo por completo. Y después de investigar los últimos smartphone del mercado llego él.

Samsung Galaxy S6

El Samsung Galaxy S6 de 32 GB es mi nuevo móvil. Un cambió brutal de concepto en la fabricación de sus terminales. Una auténtica maravilla unibody que ha perdido las opciones de disponer de batería extraíble y ampliación microSD, pero que tiene un tacto alucinante y un rendimiento y experiencia de uso como no había tenido con ningún móvil, ni siquiera iPhone. La batería es su único defecto, junto a su cristal trasero algo resbaladizo, pero nada que no solucione una funda y una pequeña batería externa ultraportable que ya vienen en camino. Prefiero tener un móvil que disfrute a tener un móvil que no disfrute por miedo a que se agote la batería antes de tiempo, es mi filosofía de usuario. Pero aquí os llegará la pregunta, ¿por qué este móvil? De nuevo, por el precio. En Amazon está disponible por menos de 500€, que si le resto la devolución anterior, se quedaba a precio de móvil de gama bajísima. Una oportunidad en toda regla.

Entonces, después de estar en todos los grandes sistemas móviles, ¿cuál es el mejor? Android. Por posibilidades de personalizarlo, por rendimiento, por versatilidad, por cantidad y calidad de aplicaciones, por interacción entre las mismas. Por muchas cosas sigue siendo el mejor. iOS 9 ha avanzado mucho y de verdad me ha sorprendido, pero en comparación, sigue teniendo un punto por debajo de Android, sobre todo si no utilizas todo el ecosistema de Apple + iCloud, eso sí, si lo utilizas lo disfrutarás de verdad. Windows Phone es el que sale más atrás en la carrera, seguro que no es una sorpresa… Windows Phone es rápido, agradable, pero le faltan aplicaciones que le den vida. De hecho, le falta que las propias aplicaciones de Microsoft terminen por funcionar bien, por ni salvo por OneDrive, el resto no termina por funcionar, y esto es penoso si hablamos del gestor de correo Outlook.

Sin embargo, y parar acabar, os diré que esta solo es mi experiencia y mi opinión, porque por lo demás está el uso y el gusto de cada uno. Este artículo no es sino una curiosidad por la circunstancia que se ha dado en mi vida tecnológica este año 2015, me parecía interesante comentarlo con vosotros, los pocos lectores que queden de NTI. Aprovecho a saludaros, que no lo hago a menudo.