Mis nuevos auriculares Sennheiser CX300 II Precision

157_1

Como ya conté en el Podcast 52 de No tengo iPhone, por el uso y porque ya les tocaba a mis anteriores auriculares Creative, he tenido que comprarme otros para poder disfrutar de mi música y podcast favoritos con mi iPhone. Ya que algunos me habéis pedido una pequeña review de ellos, aquí la tenéis, espero que os sea de utilidad.

Mi pasión por los auriculares intra-auditivos, o In-Ear, me llevó a discriminar los demás y centré mi búsqueda en ese estilo y en modelos de no demasiado dinero. Pocos encontré en una buena relación calidad-precio, pero los que más me llamaron la atención desde un principio fueron los Sennheiser CX300 II Precision negros, que la verdad es que estéticamente son de lo más sencillo y suenan de cine.

Para los que nunca hayáis probado los auriculares intraauditivos os diré que no son nada molestos, y además incluyen tres medidas de almohadillas de silicona que se adaptan a cualquier oreja. Además me ha gustado que pese a no ser muy aparatosos, realmente te mantienen aislado del ruido exterior, permitiéndote centrarte en lo que estás escuchando, y hacedme caso, os preguntaréis cómo habéis podido escuchar música con otro tipo de auricular.

Me ha gustado mucho la clavija de conexión con el iPod/iPhone/pon tu smartphone favorito aquí, la verdad es que el hecho de que tenga forma de “L” con formas redondeadas no solo es un elemento puramente estético, sino que consigue cierta robustez a la hora de que el cable pueda estropearse por ahí, sitio de lo más delicado para cualquier auricular. Hay que advertir que son auriculares asimétricos, por lo que el cable del auricular de la derecha es más largo obligándote a pasarlo por detrás del cuello. Para mi gusto no es tan cómodo que los simétricos de toda la vida, pero en seguida te acostumbras, y realmente se escuchan tan bien que es lo de menos.

Para terminar, os diré que su precio va de los 30€ a los 40€ según donde los encontréis (os recomiendo Amazon.es). Por la calidad en la reproducción de bajos, el aislamiento que ofrecen, la comodidad y la robustez de clavija, los convierten en una de las mejores opciones para disfrutar de unos auriculares de calidad con un precio ajustado.

Más info en la web de Sennheiser

Anuncios

MemTool, solución para lentitud del iPhone y Touch tras Jailbreak

Ayer escribí unas segundas impresiones después de varios días probando cosas en el iPod Touch tras haberle hecho el Jailbreak. Muchos comentásteis a raiz de él que también os ocurría que al trastear a fondo con programas, instalar temas gráficos y darle candela al OS, notásteis como yo una cierta ralentización y cierta inestabilidad. Aunque es ciertamente normal ya que hay más procesos corriendo en el iPhone o Touch, acostumbrados a la fluidez del OS original puede que nos tiente el restaurar el dispositivo y olvidarnos del Jailbreak.

Yo lo llegué a pensar ayer mientras escribía el artículo, pero es que como ya dije en él, hay aplicaciones a las que no quiero renunciar, por ello lo mantengo jailbreakeado (curiosos verbos nos inventamos los geeks) Y hoy os recomiendo una aplicación que encontraréis por Cydia que nos soluciona el problema de esa sobrecarga de procesos. Se llama Memtool y monitoriza todo lo que está corriendo en nuestro dispositivo y permite liberar memoria, terminar procesos… Al hacer esto evitamos toda ralentización y de nuevo nuestro juguete va como la seda.

Os la recomiendo porque a mí me ha resuelto el problema. A disfrutar del jailbreak ;D

Segundas impresiones del Jailbreak en mi iPod Touch

Después de un tiempo con mi iPod Touch con el Jailbreak pasado, me apetecía seguir contando mis experiencia con él. Tengo que reconocer que lo que esperaba al hacerle este proceso de liberación para poder meterle aplicaciones de terceros, cambiar temas gráficos y hacerle mil perrerías al OS no me ha decepcionado. No lo ha hecho porque realmente es muy divertido el poder probar cada día un tema gráfico distinto, investigar nuevas funcionalidades que el Touch no tiene, como por ejemplo lo impresionante que es el modo Street View en la aplicación Maps, o mil cosas que ahora mismo no sabría deciros, pero que si escucháis el Podcast 46 de NTI, podéis haceros una idea.

Sin embargo tengo que reconocer que tras probar tantas cosas, mi Touch ha comenzado a ir más lento y trabado de lo habitual. No es que funcione mal sino que le cuesta más entrar a las aplicaciones y algunas se me han colgado más de lo habitual. Al final es un poco lo que comentaba Fede de Puromac, en la charla que mantuvimos en el podcast de TodoSagit junto con Tazzito, TDP y el propio Sagit, el OS original y sin jailbreak te ofrece la experiencia Apple sin fisuras, ya que todo está controlado y funciona como debe funcionar. Sin embargo tampoco puedo decir que esté a disgusto, y de hecho ahora tengo aplicaciones made in Cydia que no me gustaría perder si restaurase el Touch. Qué nadie se alarme, el hacer el Jailbreak no termina por corromper ni empeorar tu dispositivo, pero es lógico y normal que después de probar tantas cosas y meterle tantos programas el OS se termine resintiendo. De cualquier modo, siempre es bueno ir borrando los “restos” de programas y themes que no usamos ya que de ese modo el OS corre algo más ligero.

En resumen, sigue gustándome poder explorar nuevas funcionalidades en mi Touch gracias al Jailbreak y de hecho sigo animando a todo el que duda si hacerlo, pero es cierto que tras tantas perrerías el Touch me pide calma, aunque por el momento no tengo pensado restaurarlo para volver al estado “controlado” y de serie que nos entrega Apple.

Experiencias con el Jailbreak al iPod Touch 2G desde Mac

No pensaba hacerle jailbreak a mi iPod Touch de 2ª generación, pero realmente me apetecía probar cosas nuevas y jugar un poco con él. Por el momento siempre me sirvió todo lo que encontré en la AppStore, y aunque por ahí existen aplicaciones interesantes, solo por el hecho de poder customizar el aspecto gráfico de la interface del Touch ya me animó a probarlo.

Hasta hace bien poco no era posible hacer Jailbreak en el Touch de 2G, pero en seguida los hackers encontraron debilidades y posibilitaron el abrir el Touch a cualquiera. Para Windows hay programas como el Quick Fredom con el que es muy sencillo el proceso, y para Mac tenemos el Tytool. Un programita genial que solo hace falta seguir estos sencillos pasos para conseguir tener nuestro iPod Touch 2G con el jailbreak listo. Lo más complicado, tras oir algunas experiencias, era el conseguir poner en modo DFU el iPod, pero es muy sencillo, lo único que hay que hacer es conectar el iPod al Mac y con iTunes abierto presionar a la vez los botones de Home y de Sleep durante 10 segundos, transcurrido este tiempo soltar el de Sleep sin dejar de presionar Home y esperar a que salga en pantalla un aviso como que iTunes ha reconocido un iPod en modo recuperación. Y si está con la pantalla en negro lo hemos conseguido. Muy simple pero hay que tener paciencia si no sale a la primera, para entrar en modo DFU hay que ser exacto en los segundos que contamos, aquí os dejo un video de cómo hacerlo por si os quedan dudas.

Una vez liberado ha tocado volver a sincronizar todos los archivos multimedia y aplicaciones que ya tenía desde iTunes. Configurar las cuentas de Mail y a explorar Cydia e Installer. Seguiré contando experiencias porque aún es muy pronto para valorar si merece la pena o no pasarle el jailbreak al Touch. Lo único deciros que si no os termina convenciendo se restaura y listo, no hay ningún problema.

El mejor iPod para escuchar música

No quiero dejar de remarcar antes de comenzar este artículo, que como la inmensa mayoría de los de este blog, aquí vierto una opinión totalmente personal con la que se puede estar de acuerdo o discrepar, y de hecho si no estáis de acuerdo, me encantaría conocer vuestras opiniones vía comentarios. Y digo esto porque decir que algo es lo mejor es muy delicado, ya que las verdades absolutas no existen ni en las matemáticas. De cualquier modo desde que me compré el iPod Touch he ido desterrando el uso continuado que antes sufría mi pequeño iPod Nano 3G. El tener un “todo en uno” como es el Touch hacía difícil la coexistencia con el Nano. Después de todos los meses que hace que disfruto de lo gran gadget que es el Touch, tengo que gritar a los cuatro vientos y sin complejos que el Nano, el cual he vuelto a sacar a la calle hace un par de días, me tiene enamorado desde el primer día.

Pese a la genialidad que es usar el iPod Touch para escuchar música, el poder llevar en casi cualquier parte el Nano, además de interactuar con él con la genial y casi extinta clickwheel, hacen del Nano una maravilla para llevar tu música a pasear. Y esto creo que lo podemos decir todos los usuarios de un Nano, igual da que sea de una generación u otra, aunque he decantarme por la forma cuadrada y regordita del de Tercera Generación, que me parece el más acertado de todos, pese a que muchos se han vuelto a enloquecer con las formas suaves y rectangulares de la Cuarta Generación.

Su uso es rápido y ligero.  Su sonido fenomenal si lo combinamos con unos auriculares de calidad, y tiramos los que nos “regala” Apple, que son de lo peor que han inventado estos chicos de Cupertino. En resumen, y para quienes estén pensando en comprarse un iPod y todavía no sepan cuál escoger, ahí os dejo mi opinión, el Nano es el reproductor de música por excelencia de Apple, para todo lo demás el Touch, pero hablamos exclusivamente de gestionar una biblioteca musical y moverte con ella de aquí para allá, y aquí el Nano no tiene rival.

La clickwheel agoniza

La Clickwheel, o como se dice en mi pueblo, la ruedita de los iPod, está agonizante. Solo hace falta darse un paseo por la actual gama de iPod que tiene Apple en el mercado para ver que solo sobrevive en los Nano y en los Classic, y estos últimos también llevan marcada la señal de Peligro de extinción en la frente. Las pantallas multitouch y las nuevas formas de controlar nuestros dispositivos chocan frontalmente con uno de los inventos más novedosos e ingeniosos referentes a interaccionar con nuestro gadget, por supuesto, ingenio de Apple en su momento. Ellos lo crearon y ellos mismo terminarán con su existencia. La ruedita de los iPod siempre me resultó cómoda, precisa y con muchas posibilidades en cuanto a manejo del iPod, sin embargo ya en la última y reciente revisión del iPod Shuffle, que aunque conservaba esta clickwheel no era lo mismo, han confirmado lo que muchos pensábamos: En la próxima revisión de la gama desaparece la ruedita. Y si no al tiempo…

Con esta desaparición me asalta la duda de cómo controlaremos los iPod en el futuro. Seguro que hasta este nuevo Shuffle, todos apostábamos por Nanos con pantalla táctil, pero esto de controlarlo todo desde los auriculares empieza a crear ciertas dudas. Al fin y al cabo con Apple nunca se sabe…

¿Le saldrá bien la jugada a Apple con el nuevo Shuffle?

La verdad, pienso que la renovación del iPod Shuffle me parece un acto de fe de Apple que habrá que ver si le termina por salir bien o mal. Hay dos puntos importantes de este nuevo iPod que me hacen pensar esto: el precio y el funcionamiento con los auriculares.

El precio del nuevo Shuffle es de 75€ por un reproductor de 4Gb y un rediseño más que discutible, pese a no dejar de ser bonito y elegante. Tengo que decir que para el uso que se le puede dar a un Shuffle han utilizado el aumento de gigas para subir el precio y poco más. En relación uso-calidad-precio, pienso que Apple está probando a sus usuarios a ver el grado de fidelidad que le tenemos a la marca. Y es que cualquiera que necesite un reproductor MP3 pequeño, sencillo, con poco más que lo justo para escuchar podcast o música, puede encontrar más cosas por menos precio en cualquier otra marca y abandonar la idea del nuevo Shuffle, y más cuando nos han sorprendido con el tema de los auriculares y su funcionamiento.

La forma de usar el nuevo Shuffle puede ser incluso más polémico que el precio, ya que solo puede controlarse desde los auriculares. Y aunque es una idea genial y muy chula, sinceramente el hecho de que únicamente pueda utilizar los auriculares (de pésima calidad como siempre…) de Apple, y que no nos sirva ningún otro para simplemente darle al Play, es una cualidad más que discutible de este iPod. Sobre todo porque los auriculares de Apple con los que poder controlar este Shuffle no son precisamente económicos y de buena calidad en lo que a sonido se refiere.

Desde luego Apple tiene cosas acertadas y otras en las que patinan, y personalmente prefiero que los esfuerzos de los de Cupertino se centren en el Snow Leopard que en un nuevo Shuffle, pero entre unas cosas y otras, parece que Apple sigue empeñada en ignorar que la gente no tiene tanto dinero para gastar como antes, y esta renovación me confirma que la manzana mordida está girando la cabeza hacia el más claro exclusivismo, dándonos la respuesta negativa a los que le pedíamos una mayor popularización de sus productos. Veremos cómo les sale la jugada.

Más info sobre el juguete en Apple