¿Ya estamos contentos, o pedimos mas?

Apareció el iPhone 3G (con sus firmware), un Mobileme que por fín funciona casi como debe, renovaron la línea de los iPod, recientemente también los MacBook, no hace mucho actualizaron el hardware de los iMac, y por fin les tocó parte del reparto a las Cinema Display. ¿Y ahora qué hacemos los usuarios, ya estamos contentos o seguimos exigiendo? Da la impresión de que este año, que no se pude negar que ha sido un añito con movimiento en Cupertino, ya nos ha dado todo lo que la gente pedía a gritos…, ¿o no? Por supuesto que queda el incombustible Mac Mini aguantando los adelantamientos por la autovía de la evolución tecnológica, y un Apple TV con sus detractores y defensores cada vez con las garras más dispuestas a saltar, pero a grandes rasgos se puede ver que Apple ha cumplido con las renovaciones exigidas por la mayoría. ¿Y ahora qué pedirá la gente?

No sé a vosotros, pero desde que presentaron los nuevos MacBooks, parece que hay un sentimiento de relax, y espero que esto no se convierta en cierto conformismo respecto a lo que nos puede ofrecer Apple. Dentro de pocos meses tendremos la MacWorld, evento de presentaciones por excelencia, en la que Steve Jobs tendrá que vovler a ponerse la máscara de óxigeno y sacar su chistera a relucir, a ver con qué puede sorprendernos. Si os soy sincero tengo que hacer esfuerzos para no ser pesimista respecto al año 2009. Solo un gran Snow Leopard alimenta un poquito la llama de mi esperanza, ya que cada vez veo más lejos un netbook con una manzanita adornando su trasero. Casi estoy empezando a dudar de nuevos y revolucionarios dispositivos dirante el 2009. El por qué lo tengo claro, mucho tienen que mejorar aún lo que ya nos presentaron este año, porque por mucho que se diga (y es que a veces el fanatismo nos ciega) todo lo que hemos visto de Apple este año no es ni de coña lo mejor que podían habernos dado. Incluso han traído en ocasiones más problemas que otra cosa.

De todos modos, como usuarios de una compañía que cada vez nos impone unos precios más caros, tenemos que comportarnos acorde a ellos y exigir, exigir y volver a exigir. Es la única forma de pellizcar “ínfimamente” a Apple y despertarlos, que parece que este año han estado con un ojo muy abierto y el otro medio dormido.

Anuncios