No grabéis vuestros iPod, iPhone o iPad

Hoy me he dado cuenta que una de las búsquedas en el blog más recurrentes en diciembre es “frases grabadas en iPod”. No es por nada, pero es un error descomunal hacerlo por puro vicio, os cuento… Si algo tienen los productos de Apple no es experiencia de uso, calidad, diseño, no. El principal valor de los productos de Apple es su precio en reventa. Si compras un iPhone 5S por 699€ tienes que pensar en la inversión, y no solo en el teléfono que estás comprando y usarás durante al menos dos años. Si lo mantienes bien cuidado y en perfecto funcionamiento, tras ese tiempo podrás venderlo por una fantástica cantidad de dinero, no te exagero si se valora en 350€ mínimo (y más considerando que el terminal es libre).

Image

De hecho, y aunque soy un firme detractor del uso de las fundas en nuestros dispositivos, comprar un gadget tan caro, solo tiene sentido si después lo vendes como segunda mano y recuperas algo de inversión. Luego podrás comprar el nuevo modelo o pasarte a otra marca, pero te aseguro que recuperarás mucho más dinero que revendiendo un smartphone de cualquier otra compañía. Un producto de Apple podrá ser viejo, pero resiste mejor el paso del tiempo en el mercado y sigue manteniendo un valor muy interesante en los mercadillos digitales (o tradicionales).

Por eso, y a no ser de que sea un gusto personal vuestro, y además estéis seguros de que ese iPod, iPad o iPhone, morirá en vuestro entorno, os recomiendo que no lo grabéis y lo cuidéis como si fuera un bebé, porque ese “Te quiero mamá”, puede suponer perder hasta 150€ de diferencia en ventas de segunda mano.

Anuncios

Te parece bonito que Apple lance un iPhone de bajo coste

Rumores y rumores desde tiempos inmemoriables aseguran que Apple lanzará pronto un iPhone de bajo coste para incrementar su cuota de mercado. Esta cantinela es tan vieja que debe haber frescos en algún lugar del Pirineo en el que algún bloguero prehistórico dejó grabado un iPhone mini. El caso es que lanzar un producto de gama media, en estos días de crisis, sí parece tener más sentido que hace años. De hecho, hace unos días reflexionaba sobre las moda de los “smartphone mini”, un buen truco que se han sacado de la chistera las grandes marcas para ganar más con menos.

iphone-5C-camara-de-fotos-8-mpx

Apple, y sus usuarios más vetustos, siempre se han vanagloriado de su aura premium, de su estatus y de su ventaja “yo me guiso mi hardware y mi software”. Pero cuando la competencia, que siempre llegaba tarde, ha visto que en este mundo caprichoso del papá yo quiero lo importante es el producto, les ha empezado a dar matarile. Si hablamos de smartphones y tablets premium, ya no solo hablamos del iPhone o del iPad, han llegado muchos más tiburones en juego. Y como HTC, Samsung y demás, son eso, depredadores, hace tiempo que olieron nuestros hilos de sangre cuando Apple mordisqueaba nuestra cartera. Decidieron probar bocado y Apple se está quedando sin espacio donde morder. ¡Qué apetecibles somos los consumidores, tiernos e indefensos como cervatillos ojipláticos cuando nos encontramos de frente con sus brillantes pantallas OLED…

El hecho de que Apple llegase a lanzar un iPhone de plástico, un iPhone menos potente, de bajo coste, un iPhone más cutre, para entendernos, sería un volantazo a su política de toda la vida. Me cuesta creerlo, pero los números y acciones mandan y ya no está Steve Jobs para discutir con nadie. Personalmente, creo que sería una buena idea para robar usuarios de gama media al fragmentado sistema Android. La empresa ganaría mucho dinero y total, los iPod ya no son lo que eran y nadie se ha rasgado las vestiduras. Sin embargo, si miramos a la historia reciente de la compañía, los intentos por lanzar productos de menor calidad de fabricación, no les ha salido demasiado bien. ¿He oído gritar a un Macbook de policarbonato blanco unibody, de verdad alguna vez existió ese animal? Por lo que me cuesta creer que Apple, por experiencia y por filosofía premium de su marca, lance al mercado un iPhone de bajo coste para conquistar masas. No me extrañaría por las circunstancias del mercado, pero cuesta trabajo imaginarlo, será porque me he vuelto un romántico.

Como pasar Whatsapp del iPhone a Android sin perder nada

Si tienes un Smartphone, tienes Whatsapp!, es un hecho. Siempre termina llegando el momento en que todos los usuarios nos vemos obligados a cambiar de teléfono, algo que se puede convertir en una maniobra de alto riesgo si no tenemos cuidado en conservar nuestros datos. Pero si además llevas mucho tiempo con un sistema operativo, estoy convencido de que te puede llegar a apetecer probar algo diferente. Aprender algo nuevo es una de las prácticas que más satisfacciones personales reporta, y si encima te surgen retos que superar, lo mejor es ponerse manos a la obra para superarlo y aprender en modo “heavy user“.

Y en estas, da la casualidad que la aplicación más popular no permite exportar tus conversaciones a un archivo que puedas importar de un iPhone a un Android, o viceversa. Aquí, casi de sorpresa, te lanzo el primer problema, y de seguido la solución.

whatsappmigrator

Como un pequeño infante que regresa al cole, mi amigo Massi ha abandonado el iPhone para adentrarse en el universo Android a lomos de un Nexus 4. Como sabe buscarse la vida, investigar y descubrir soluciones sin darle el coñazo a nadie, ha encontrado un buen método para copiar toda la base de datos de Whatsapp! en iOS, importándola a la aplicación de Android para conservar todos los grupos y conversaciones tal cual. Como ha cometido el error de contármelo y yo no me callo nada, lo comparto con vosotros porque seguro que a más de uno le puede resultar útil.

Todo se basa en la aplicación Whatsappmigrator. Si entras en la web http://www.whatsappmigrator.com, te explican paso a paso como extrayendo la base de datos del iPhone mediante programas como DiskAid (http://www.digidna.net/diskaid), sin necesidad de Jailbreak, puedes conseguir no empezar con Whatsapp de cero patatero en tu nuevo Smartphone.

Schermata 2013-05-26 alle 18.19.35

Todo se basa en sacar la base de datos del iPhone, instalar la aplicación en Android y guardar una copia de la misma. Sacarla, desencriptarla con la aplicación, desintalar completamente la app de nuestro Android, y volver a instalar para volcar la nueva copia de seguridad, esta vez tal y como la teníamos en el iPhone. Todos los pasos están explicados en el enlace.

De cualquier modo, aviso a navegantes de manos temblorosas, el proceso puede ser algo técnico, aunque si te aplicas no es excesivamente complicado.

¿Qué pasará dentro de 5 años? ¿En qué mundo tecnológico nos moveremos en el 2018?

Videncia-gratuita.-La-bola-de-cristal

¿Qué pasará dentro de 5 años? ¿En qué mundo tecnológico nos moveremos en el 2018? Cómo entenderemos la comunicación móvil, cómo será nuestra propia relación con los gadgets y la forma de interactuar con ellos? Si me pongo a pensar en el futuro, lo cierto es que las preguntas aparecen solas, y a ninguna soy capaz de hacerle frente.

Si pienso en el 2007, me da la impresión que fue ayer. Pero si me pongo en situación de mirar a mi alrededor, no puedo sino maravillarme por la evolución que ha tenido el mundo de la telefonía móvil, cómo las redes sociales han adelantado por la derecha a los foros, cómo han ido adelgazando las TV y aumentando su números de píxeles. Miro el ordenador con el que trabajo y me doy cuenta de lo que ha adelagazado, de la duración de su batería y la velocidad de su procesador y disco duro. No hace tanto tiempo, solo 5 años. Hace 5 años, Apple reventó el mercado con el primer iPhone y su iOS. Hoy ha sido sobrepasado por fabricantes como HTC, Sony o Samsung, movidos por Android, un sistema operativo en pañales hace 5 años. En la tele pronuncian Twitter, Facebook,… Palabras y términos que solo se hablaban en grupos reducidos y en salas de chat del IRC Hispano, se han trasladado al lenguaje cotidiano. ¿Los geeks habrán conquistado el mundo y yo no me he enterado, qué hace falta para ser considerado un apestado geek en estos días?

Hace 5 años, la guerra Mac y PC estaba en boca de todo el mundo geek. Hoy todos los ojos están puestos en los tablet, el iPad, los Smartphone. El mercado es suyo, y los ordenadores han pasado a un claro segundo plano en cuanto a deseo de usuarios en todo el mundo. Y ya comenzamos a hablar de nuevos dispositivos… Y todo esto en solo 5 años.

¿Cómo evolucionará todo en 5 años? Yo no me atrevo a profetizar nada. De repende, un fabricante se inventa una necesidad y el mercado se vuelca en ello. Al principio, los móviles tendían a ser cada vez más pequeños, ahora tienden a ser más grandes. ¿Quién sabe dónde estaremos en el 2018?

Qué hacer con tu iPhone para tener Internet si viajas al extranjero

Cuando te marchas de vacaciones al extranjero siempre terminas dándole vueltas a como usar el iPhone, o bien como evitar cargos excesivos en factura por el tráfico incontrolado de datos. Si no queremos Internet es sencillo, activar modo avión, todo lo que tenga que ver con Internet en OFF y tranquilos. Pero si queremos usar la localización en mapas, usar apps para poder encontrar información de lo que visitemos, o simplemente poder recibir nuestro correo etc…, puede que sea el momento de detenernos y pensar.

La primera recomendación que os doy es buscar aplicaciones que trabajen offline. Por ejemplo, merece la pena gastarse dos euros por aplicaciones como CityMaps2Go, que te ofrece mapas y servicios offline, que arriesgarnos a recibir un palo de la operadora por conectarnos desde otro país por saber dónde está el hotel. En la AppStore hay muchas apps que son incluso gratuitas, así que solo hay que bucear un poco y buscar las que más se adapten a nuestro destino.

Lo segundo es hablar con nuestra operadora. En mi caso, Movistar cuenta con una tarifa de datos diaria para la Unión Europea que te ofrece 1,99€/25 megas/día(sin impuestos incluídos) Está realmente bien, ya que el alta y baja es gratis y solo se activa cuando detecta que estás conectado desde un operador extranjero. Si no lo usas no te cobran. Así puedes irte a cualquier lado, que si no hay redes Wi-Fi cerca y tienes que conectarte, al menos sabes que no recibirás sorpresas cuando llegue la factura siguiente.

Por cierto, para los que piensen que 25 megas es poco en un día, pensad que con las actuales tarifas disponemos de 500 megas para un mes (por poner un ejemplo general) y creo que sobran las reglas de tres para darse cuenta que es más que suficiente para hacer nuestras cosas con el iPhone, que estamos descansando, no hay que olvidarse 🙂

Más info: en la Comunidad Movistar tenéis mucha info sobre la tarifa que os comento, aunque hay otras, esta es la que me parece más interesante.

No tengo iPhone 89

Vuelvo con un nuevo programa del podcast. ¿La razón por la que he tardado tanto en grabar uno nuevo? El trabajo. Tal y como están últimamente las cosas, no conviene descuidarse y trabajar lo máximo posible, aunque el tiempo libre se vea más comprometido que de costumbre. Pero aunque haya tardado un poco más de la cuenta, espero encontrarme con todos vosotros para que acompañéis en este número 89.

Encontraréis mi opinión sobre el nuevo Mac OS X Mountain Lion después de una semana de pruebas. Además os hablaré de una aplicación de productividad diferente y original llamada Clear. Se ha convertido en una imprescindible para mi día a día. ¿Quién lo iba a decir? Y por último, una pequeña opinión sobre la situación en el mundillo del podcasting con el, como lo ha calificado @verdugo789 en Twitter, JpodGate.

http://www.archive.org/download/Notengoiphone/NoTengoIphone89.mp3″

Encontrarás todos los programas del Podcast en:

Puedes contactar conmigo a través de:

Por qué estas son mis 10 aplicaciones de iPhone favoritas en el 2011

Llevo mucho tiempo sin escribir en el blog, tan solo he ido publicando los episodios del Podcast de No tengo iPhone, por lo que ha tenido poco movimiento. Sin embargo, hoy me apetecía hacer un pequeño repaso a las aplicaciones que me han acompañado todos los días durante el año 2011. Estas son mis 10 apps estrella del 2011:

Downcast: El detalle fundamental por el que me conquistó este gestor de podcast llegó una tarde lluviosa de septiembre. Sentado en la silla de mi oficina, lo unico que pensaba era en salir corriendo hacia casa sin mojarme demasiado. Entonces pensé lo bueno que sería hacer el trayecto en autobús escuchando algún podcast. Sabía que no tenía ninguno sincronizado, y me acordé de esta aplicación. Desbloqueé el iPhone y me encontré con dos nuevos programas de uno de mis podcast favoritos. Sonrisa. La app buscó automáticamente si había nuevos episodios y me había descargado lo nuevo.. Desde entonces es una de mis favoritas.

Evernote: Aunque de nuevo podría contar mil historias en las que me ha salvado el culo, me centro en una relacionada con el Podcast de NTI. Volvía a casa andando en un día de esos en los que sientes que sí, que es el día de grabar un nuevo programa. Lo malo es que una vez más no tenía ni un solo tema que tratar. Me puse a pensar y fui apuntando ideas en una nota de Evernote. Al final saqué 6 ideas interesantes que, al llegar a casa y sentarme frente al ordenador con el micrófono delante, tenía delante de mi pantalla gracias a la sincronización multiplataforma que ofrece Evernote. Aquello se transformó en el Podcast 83 de No tengo iPhone.

Reeder: Últimamente parece que nos enteramos antes por Twitter de lo que ocurre a nuestro alrededor que por los blogs, no deberíamos olvidar la ventaja que supone recibir a diario miles de noticias de temas distintos gracias a los canales RSS. A mí siempre me ha parecido una ventaja ser usuario de un lector de feeds como en mi caso es Google Reader. Me da una cantidad de información brutal que siempre me ha puesto por delante de otros que no lo son. Reeder es la elegancia personificada. El hecho de poder enterarme de todo desde el iPhone, con la calidad que tiene esta aplicación mostrando mis blogs de referencia, vale todos los céntimos que cuesta.


Tweetbot: Os lo dije. Me sabe mal decirlo, pero os lo dije. Conociendo al equipo de desarrollo que estaba detrás de este cliente de Twitter, estaba convencido que sería la mejor aplicación para usar esta red social del año. Tapbot ha conseguido algo que parecía imposible, cuando el ecosistema de apps relacionadas con Twitter ya estaba más que colapsado, hicieron que su nuevo Tweetbot se colocará arriba del todo. Me extraña, conociendo la política agresiva que mantiene Twitter con las apps que hacen sombra a su app oficial, que todavía no la hayan intentado comprar.

Instagram: Lo que más me gusta es que me ha convertido en un buen fotógrafo cuando no lo soy. Bueno, esto es mentira, pero sí es cierto que tiene la habilidad de sacar grandes fotos de cualquier cosa. Y es gracias a sus filtros, su integración con redes sociales, y el hecho de que en sí mismo sea una red social, lo que la ha convertido en la más grande aplicación fotográfica del 2011. Sencillamente genial.

 

Miso: Las redes sociales son las reinas del 2011 en cualquier plataforma. Si a esto le sumamos la enorme difusión que gracias a Internet tienen las series de TV, Miso se convierte en una app imprescindible si te gustan ambos mundos. Creo que al final han dado con el diseño adecuado. Es genial, elegante, bonita, divertida y muy fácil de usar. A mí me ha descubierto series que no conocía y todo gracias a los comentarios que hace la gente. Si queréis seguir los míos, aquí me encontraréis.

Moneybook: No sé vosotros, pero yo no voy sobrado de dinero. No me quejo porque actualmente tengo trabajo y eso, en los tiempos que corren, es como decir que tienes un tesoro. Sin embargo, nunca está demás llevar cierto control de tus gastos e ingresos para no terminar en rojo cada mes. Llevar esta aplicación en el bolsillo y poder apuntar con rapidez todo lo que entra y sale de mi cartera es una gozada. Ver con claridad si tienes algún agujero por donde se escapan las monedas, es fundamental.

iTV Shows: Por si no os habéis dado cuenta, me encantan las series de TV. Reconozco que sigo muchas, por ello necesito que alguien me recuerde los capítulos que me quedan por ver de cada una, que me digan qué días se emiten para estar atento, y que me resulte cómoda de usar. En esta aplicación he encontrado todo esto y más. Me encanta estar trabajando y que de repente me salte una notificación avisándome de que Top Gear ha emitido su nuevo Especial Navideño (este año en la India).

Goodreader: Es antigua, ya no sorprende a nadie, es incluso cara si la comparamos con el precio habitual de las apps para iPhone. Da igual, es la mejor y punto. Esta aplicación se ha empeñado en cubrir todas y cada una de las carencias que tiene el sistema operativo. Lo mejor fue un día en el que me enviaron un par de archivos comprimidos por mail que necesitaba abrir con urgencia. Gracias a esta app conseguí hacerlo, además de hacer un par de anotaciones en un PDF, y devolver un mail con esos mismo archivos recomprimidos. Y todo con una mano.

WhatsApp : Aunque gracias a iMessage y a Movistar que me regala todos los SMS que mande, cada vez la uso menos, tengo muchos amigos y conocidos que utilizan Android o Blackberry, y es genial poder intercambiar mensajes, fotos y demás desde esta aplicación. Este año 2011 su servicio ha tenido que aguantar el envite de la competencia más dura, e incluso se han visto obligados a regalar la app (cuando en realidad cuesta 0,79€) El año que viene seguirá siendo la reina de las comunicaciones rápidas, de eso no me cabe duda.