Podcast 44# de No tengo iPhone. Actualizacion de los Mac y locuras varias

Logo.Podcast.Notengoiphone

Podéis suscribiros al Podcast desde iTunes o cualquier lector de Podcast desde aquí:

El Podcast de No Tengo iPhone

O descargar y/o escuchar online el programa 44 de No tengo iPhone desde este Link

En este podcast 44 inevitablemente toca hablar un poco de la reciente actualización de los Mac. Daremos algo de información y opinaremos sobre este cambio. Aunque hoy comienzo solo el podcast tras la pausa musical de rigor para poder beber un trago de agua y sacar las palomitas del microondas, se incorpora el invitado de esta semana. Se llama Rul y ya colaboró en algún que otro programa de hace tiempo y que ahora se une a mí para revolucionar un poco el podcast hablando de sus nuevas experiencias con el iPod Touch, el mundo de Apple, y tonterías y locuras varias que seguro que os sacan alguna que otra sonrisa. También hablaremos sobre las redes sociales y pocas cosas más con algo de cordura. Algo había que hacer para romper la monotonía amigos, si no al final siempre acabamos hablando y escuchando lo mismo.

Muchas gracias de antemano por descargar el podcast, por suscribiros o simplemente por escucharlo ;D

No os preocupéis a todos nos ha pasado alguna vez

Ya sabréis seguramente y si no solo tenéis que pasear por los blogs de Apple, que hoy ha sido un día de presentaciones jugosas en cuestión de Mac. Aunque me he visto tentado a escribir sobre ellas, casi que siendo martes, día en el que suelo grabar el Podcast de No tengo iPhone, prefiero dejarlo para contaros todo a viva voz, y escribir sobre otra cosa, que aunque va relacionada con las novedades poco tiene que ver con datos informativos.

Estoy convencido que algún usuario de Mac compró un equipo ayer mismo convencido de que tenía lo último de lo último. Y no me extrañaría que hoy esté corriendo con el embalaje completo a la tienda Apple más cercana para devolverlo o cambiarlo. En fin, nos ha pasado a casi todos. Comprar algo y a los pocos días o semanas aparecer la novedad que deja tu compra en el pasado informático. Pero no os preocupéis demasiado, vuestros Mac siguen siendo increíbles y tampoco pasa nada por no tener lo último, que casi nunca es posible en esto de los chips y procesadores gráficos.

De hecho mucha gente estaba esperando a que actualizasen equipos para hacerse con uno de los “antigüos” de hace un día o dos. En resumen, que nos ha pasada a todos, y no os déis demasiado mal por ello, en cualquier caso espero que no hayáis tirado los tickets de compra..

Apple no bajará sus precios

Pese a los rumores que circulan por la blogosfera sobre una filtración que deja intuir productos más baratos, yo no me creo nada de nada. Es cierto que mucha gente espera un ansiado iPhone Nano 3G, o incluso la renovación y ajuste de precio de los MacMini, pero vamos a ser sinceros, ¿veis a Apple con precios populares? Yo no, y me explico: En la pasada actualización de gama referente a los MacBook, todos estábamos esperando que Steve Jobs echara el freno, mirase un poco a su alrededor, viera que los mercados ya no están como estaban, y adaptase sus nuevos precios a la realidad. Pero no lo hizo, al contrario, marcó aún más si cabe la diferenciación entre MacBook y MacBook Pro (y no me refiero a características técnicas…), dejando claro a todo el mundo que Apple no está dispuesta a “popularizar” sus productos para hacerlos más competitivos respecto a otras marcas más baratas.

Por este hecho, y por esa tendencia de Apple a fabricar muy buenos productos; ojo, no caros, porque lo bueno se paga en cualquier casa; no va a distribuir un producto de calidad media a precios medio-bajos. Simplemente porque no es su fiosofía, y nos lo ha demostrado a lo largo de los años.

De hecho estoy casi seguro que si de verdad aparece un iPhone Nano, o un nuevo MacMini, o incluso un MacNetbook, sean productos con un precio mirando mas hacia arriba que para abajo. ¿Qué pensáis vosotros?

Apple tiene toque

apple

Aunque muchos no os lo creáis, pocas veces me sale la vena de fanboy de Apple. No me gusta la pasión desmedida de muchos maqueros hacia todo lo que hace la compañía del siempre halabado (y pocas criticado) Steve Jobs. Por contra, reconozco que yo también he tenido mis épocas de seguidor ciego del padre Jobs, aunque cada vez menos. Supongo que al principio de entrar en en este mundo con los polos hundidos y un mordisco alojado en el este, es algo normal sentir pasión por todos los apartitos que nos venden a precio de oro (no son los únicos), los buenos señores de Cupertino. Lo tienen todo para atraer al público: diseño, elegancia, cuidado en los detalles, buen hardware, genial software…, y de hecho consiguen una clientela tremendamente fiel. Sin embargo, hay que achacarles que su visión del mercado, elitista y exclusivo en ocasiones, deja fuera a un gran número de personas, que son las que, por otro lado, tanto critican a Apple, pero al fin y al cabo los negocios son los negocios, y Steve Jobs, como tantos otros, está ahí para hacerse rico con ellos.

En cualquier caso, Apple tiene toque, porque no lo puedo definir con mejores palabras. Tiene ese toque que les cubrió de oro con el iPod, y que ahora les está llegando con el iPhone. Sin embargo, el punto primigenio y poderoso de Apple son sus Mac. Los preciosos MacBook, el archiconocido y delgado MacBook Air, la potencia del MacBook Pro, son un éxito y deberán serlo más con las bajadas de precio que sorprendentemente está imprimiendo Apple a sus productos. Más de lo mismo cuando pienso los iMac, que sorprenden por su diseño y capacidad a todo el que los ve funcionar, e incluso levanta admiración cuando están apagados… Los Mac Pro son pura potencia, aunque sí es cierto que el precio los hace solo visibles para un mercado pequeño. Y los mini…., los MacMini podrían ser la piedra filosofal de los Mac, pero Apple no quiere que lo sea. He llegado a la conclusión de que Steve Jobs no quiere que el MacMini sea tan popular y tan accesible para todos que masifique el mercado. No es esa la filosofía de Apple, su filosofía es la exclusividad, y el ser mayoría dentro de una minoría. Y así han pasado por encima de ataques virales y troyanos maliciosos que asedian constantemente a Windows, su eterno competidor.

Apple tiene toque, porque el revuelo que se formó con la presentación del primer iPhone solo es comparable a la que levantó con el iPhone 2.0, éxito en el mercado seguro. Steve Jobs y los suyos reinventan el mercado de los móviles y los smartphones, tal y como reinventaron los reproductores mp3 con el iPod. No podría deciros cuál es mi artículo favorito de Apple, porque hasta el Shuffle, que nunca me gustó, al tenerlo y jugar con él me apasiona, y ese es el toque de Apple, que de una manera u otra, para bien o para mal, apasiona.

Apple condena a la Mac mini al olvido

macmini

Hay cosas que nunca entenderé de Apple. Y una de ellas es el ostracismo al que ha sometido a uno de sus productos que más proyección podría tener si se le prestara más atención, la Macmini. Y es que cuando un usuario de Windows, que no está contento con su rendimiento, o que simplemente quiere probar algo nuevo como el MacOsX, se encuentra en la tesitura de tener que escoger entre sobremesas de más de 1.000€ como son los actuales iMac, o portátiles desde 950€ como son los MacBook. De primeras son precios caros, y no porque las máquinas no los valgan, ya que si algo distingue a los Mac es su calidad y fiabilidad de hardware, además de un gran software, incluso diría sin miedo a equivocarme que la relación calidad-precio es inmejorable. Sin embargo para alguien nuevo en Mac puede ser un obstáculo insalvable. Antes de todas estas máquinas encontramos a la Macmini actual, con un precio a partir de 590€, aquí tenéis las especificaciones:

macmini

La Macmini podría solucionar la papeleta a todo el que sienta curiosidad por la Mac pero no dispone de tanto dinero para gastar, sin embargo vemos que para lo que ofrece, dado que no te incluyen la pantalla…, es muy cara. Si Apple viera la cantidad de mercado que podría capturar gracias a tener un sobremesa portable para usar como HomeCinema, por poner un ejemplo, o para quien quiere aprovechar una gran pantalla, tal vez superior en tamaño a las del iMac, bajaría el precio y os aseguro que se forraban. Por 300 ó 350€ la gente se lo compraba casi sin pensar. Sin embargo, martes tras martes actualizan los MacBooks, dentro de poco los iMac, aparece el MacBook Air…, pero la Macmini ahí queda, en el último cajón de Cupertino, y es una auténtica pena.