Se avecinan guerras de móviles

Con el anuncio de l presentación de la Palm Pre el 6 de junio, se abre el camino a una bonita y divertida guerra de los llamados teléfonos inteligentes. Con el Android de Google soplando en cada vez más nucas, y el próximo evento de Apple, en que si no presentan un nuevo iPhone, lo harán a la semana siguiente, de eso estad seguros, los vientos de guerra ya azotan en las caras de los directivos de estas grandes compañías.

Yo no sabría por qué bando apostar, aunque sí que me llama la atención que las principales bofetadas se las van a dar Apple, Palm y los terminales con Android, mientras que compañías de la tradición “movilística” como son Nokia o Sony-Ericsson, se están quedando en el vagón de cola en el interés del público. Realmente tengo que confesar que me da igual qué terminal sea mejor o qué compañía lidere el ranking de ventas, lo importante es la respuesta de las compañías de telefonía móvil respecto al trato que nos darán como clientes. Hasta el momento, y ahora le toca al iPhone recibirlas…, Movistar se han portado como lo que son, unos buitres de pico curvo, pero no por ello las demás compañías le van muy a la zaga. Al menos en España existe una especie de “tri-monopolio” entre Vodafone, Orange y la propia Movistar, que son los que de verdad se comen el mercado, aunque siempre puedas optar por otras soluciones más alternativas, ya se encargan los “Tri” de putearlos para que no den el servicio que prometen al firmar con estas. 

Lo único que ansío y le pido todos los años a Papa Noel, los Reyes Magos, o a quien quiera que deje un balón de fútbol o una muñeca, dentro de los calcetines de los críos en Navidad, que la competencia entre las compañías fabricantes repercuta en las de telefonía, y estas mismas tengan que competir favoreciendo en suma al cliente final. En cualquier caso, veremos los movimientos de unos y de otros en el próximo mes, que será muy interesante.

Qué significa Europa para una Apple con el guapo subido

Después de leer por encima los resultados económicos del último trimestre de Apple, y en concreto los datos referidos a las cifras de venta provenientes de Europa, todavía no me puedo creer por qué Apple sigue dejando escapar grandes oportunidades de negocio intentando adentrarse con más fuerza en el mercado Europeo.

No es el único gran mercado que Apple deja a su suerte, ya que de todos es conocida la dejadez para con el mercado sudamericano, pero cuando por cifras se está aumentando las ventas desde Europa, ¿por qué no aprovecharlo y explotar ese mercado?

A veces me la impresión que Apple confía demasiado en sí misma y piensan que cualquier cosa que hagan será un éxito de mercado. Sin embargo en mi humilde opinión, que para ellos significará poco porque por el momento no facturo los millones que facturan en Cupertino, deberían mirar un poco más hacia abajo y no pensar que son intocables. Porque no se pueden hacer afirmaciones como La competencia está a años de nosotros, cuando lo mejor, en un mundo de buitres como el mercado de las nuevas tecnologías, es mantener siempre un punto prudencia y confiar algo más en el criterio de los clientes y usuarios que en divinas inspiraciones. Porque de momento las musas usan Mac, y tienen iPhone, pero nunca se sabe cuando te pueden dejar plantado.

¿Cuánta gente tiene un iPhone sin saber qué es un iPhone?

A raiz de varias conversaciones que he mantenido últimamente sobre lo poco aprovechados que están ciertos productos en manos profanas en las nuevas tecnologías, he pensado en hablaros de varias experiencias personales, ya que seguro que alguna de las situaciones os suena familiar. Y con esto no quiero se especialmente critico, que a mí me ponen al volante de un Ferrari y tampoco sabría sacarle todo el provecho… Aunque no me importaría probarlo 😉

En cualquier caso seguro que muchos sobrevivimos con los justo, y muy de vez en cuando nos permitimos el lujo de algún pequeño capricho (uno al año no hace daño, aunque escueza un pelín), y tenemos el compañero-amigo-vecino-cuñado, que no tiene ni idea de tecnología pero que te mete en los morros un iPhone de estreno, un Macbook Pro, o cualquier producto similar. Y tú te quedas mirándolo con una mezcla de envidia mal sana y lástima porque seguro que se pegará horas buscando el teclado del iPhone o la tecla de Windows en el Mac. Aunque es un caso extremo, seguro que todos conocemos a personas que tienen estos aparatos geniales y que a penas saben lo que les puede ofrecer, o que directamente, les da igual porque son lo último y quedan muy bien cuando estás con los amigos.

Yo siempre he sido muy apasionado por la tecnología, lo reconozco, y a veces esa misma pasión por lo electrónico me hace tirarme de los pelos viendo como personas desaprovechan las máquinas que tienen entremanos, pero tampoco lo veo raro. En cualquier caso, sí que hay un tipo de persona que me molesta especialmente y que además, ¡oh casualidad!, son los que más te dan el coñazo, porque ni saben lo que tienen ni quieren saberlo, eso sí, pretenden tenerte como su técnico de soporte particular, además con un contrato muy especial: By the Face… Con ese tipo de personas no puedo, y no porque sea mucha molesta resolver dudas o problemas, sino porque demuestran no valorar ni tus conocimientos en la materia ni tu trabajo solucionando sus problemas.

Aunque podría haber nombrado cientos de productos, en el título del artículo he hablado del iPhone porque es la pieza más “glamourosa” del actual catálogo de Apple, y que al popularizarse como teléfono móvil más está llegando a todo tipo de sectores. Igual que los iPod, con un iPhone no importa si tienes Mac o Pc, y ni siquiera importa si sabes lo que es la AppStore, ni que es un “Todo en uno”, ni siquiera que sea casi como tener un ordenador personal en la palma de la mano, solo importa que es muy bonito y con caché. Qué conste que ellos se lo pierden, pero no estaría mal que la gente que se gasta tanto dinero en un producto, se interesara algo más por lo que está comprando, más allá de que esté de moda o sea muy cool, porque estoy algo harto de ver a “niños bien” con su iPhone en la mano usándolo como si fuera cualquier Nokia de gama baja.

Teléfonica quiere que la competencia del Palm Pre se quede en casa

Uno de los iPhone Killers con más entidad, el Plam Pre, ha sido anunciado como nueva adquisición en exclusiva para la gigante Telefónica. Con este movimiento maestro, Movistar será la responsable de gestionar la lucha encarnizada entre dos de los teléfonos más impresionantes de la historia, el Palm Pre y el iPhone.

Parece ser que lejos de esperar a que otra compañía se hiciera con el terminal de Palm y pudiera quitarle cuota de mercado por el buen posicionamiento que está obteniendo la Pre, los de Telefónica han vuelto a dar un golpe sobre la mesa. Aunque habrá que ver qué tipo de contrato ofrecen se supone que será bastante similar al ofrecido con el iPhone. Todo hay que decirlo, me siento algo decepcionado por esta noticia, ya que pienso que salimos perjudicados los consumidores y usuarios. Si el Palm Pre hubiese sido adquirido en exclusividad por otra compañía de móviles hubiera habido una verdadera guerra entre ésta y Telefónica dado lo apetecible de los dos teléfonos, sin embargo parece que esto no va a ocurrir y de nuevo Telefónica se vestirá de cacique para cobrar lo que le de la gana y campear a sus anchas (como siempre vamos)

Veremos qué ocurre con el iPhone 3G, porque con la llegada del Palm Pre, son dos terminales de características muy similares, e incluso diría que nada complementarios en cuanto a posibilidades de catálogo, por lo que la compra de uno excluye la del otro, y eso le terminará restando usuarios potenciales a Telefónica. O quizás no…, quién sabe si no le vendría bien un golpe en la recaudación a Apple para que reconsidere ciertos aspectos de sus políticas de mercado, aunque también esto lo dudo bastante, los de Apple parece nacidos en mi tierra porque a cabezones no les gana nadie.

No os preocupéis a todos nos ha pasado alguna vez

Ya sabréis seguramente y si no solo tenéis que pasear por los blogs de Apple, que hoy ha sido un día de presentaciones jugosas en cuestión de Mac. Aunque me he visto tentado a escribir sobre ellas, casi que siendo martes, día en el que suelo grabar el Podcast de No tengo iPhone, prefiero dejarlo para contaros todo a viva voz, y escribir sobre otra cosa, que aunque va relacionada con las novedades poco tiene que ver con datos informativos.

Estoy convencido que algún usuario de Mac compró un equipo ayer mismo convencido de que tenía lo último de lo último. Y no me extrañaría que hoy esté corriendo con el embalaje completo a la tienda Apple más cercana para devolverlo o cambiarlo. En fin, nos ha pasado a casi todos. Comprar algo y a los pocos días o semanas aparecer la novedad que deja tu compra en el pasado informático. Pero no os preocupéis demasiado, vuestros Mac siguen siendo increíbles y tampoco pasa nada por no tener lo último, que casi nunca es posible en esto de los chips y procesadores gráficos.

De hecho mucha gente estaba esperando a que actualizasen equipos para hacerse con uno de los “antigüos” de hace un día o dos. En resumen, que nos ha pasada a todos, y no os déis demasiado mal por ello, en cualquier caso espero que no hayáis tirado los tickets de compra..

Diferentes precios y diferentes versiones de Windows7, me suena a cagada

No me importa si Windows 7 vaya a ser un cañón de sistema operativo, pero si muchas veces me quejo de que Apple en ciertas ocasiones abusa de sus usuarios, yo creo que Microsoft toma a los suyos por gilipollas. Ya lo hemos vivido, y lo sabe la gente que compró o pensó adquirir Windows Vista, tropecientas versiones diferentes pululando en el mercado a un precio carísimo, desde la más simple y “capada”, hasta la que necesitabas un avión para que funcionara correctamente y te dejaba medio hipotecado por su precio elevado. Resumen, Microsoft logra confundir a sus usuarios y además les cobra unos precios  de traca ¿Pero qué política de venta y marketing es esa?

En vez de segmentar de esa manera tan estúpida el mercado, ¿por qué no centrar sus esfuerzos en mejorar el producto, y ya que lo “enculas” de serie en millones de PC genéricos y de marca del mundo, hacer un buen producto con precio ajustado?. Señores de Microsoft, que es que se van a forrar igual, no necesitan idioteces así. Pues según leo por la blogosfera, parece que la empresa dirigida por el siempre cachondo Steve Ballmer, va a volver a repetir la estrategia de ofrecer un mínimo de 5 versiones partiendo de una versión infame y superlimitada de unos 175€, hasta la Ultimate de 300€. Y digo yo… ¿Por qué tienen que limitar y capar las demás? Bueno, obviamente para saquear a sus clientes, pero si esperan mejorar su ya deteriorada imagen tras la cagada del Vista, repitiendo las misma estrategias desastrosas mal vamos.

Y en serio, me cabrea este asunto porque de verdad quiero un Windows fuerte para que Apple tenga que exprimir Leopard a fondo. Pero con cosas así, es que se te caen al suelo y están las cosas como para recogerlos…

¿La calidad se paga?

De toda la vida hemos pensado, si es caro es que es bueno, y esta tarde un cartel publicitario que me he cruzado por la calle me ha hecho pensar sobre esto. Un linea de supermercados económicos anunciaba su eslogan a lo grande proclamando a los cuatro vientos que “No siempre lo mejor tiene que ser caro”. Yo sinceramente creo que si ellos quieren pensar eso y así son felices pues adelante, pero no lo comparto al 100%.

Hay productos en el mercado en los que si escatimas unos euros puede salirte la ganga bastante más cra de lo que podrías haber pensado. Por ejemplo en informática y tecnología. Evidentemente cuando vamos a mirar un producto que nos va a suponer una inversión importante como puede ser un equipo informático, le damos muchas vueltas según el presupuesto con el que contamos, y a veces nos hacen chiribitas los ojos cuando vemos alguna promoción que te asegura lo mejor de lo mejor por la mitad de precio, al estilo Media Marktt, y encima te dicen que no eres tonto… Hace años era de los que caían en promociones de este tipo y además me las daba de haber encontrado un chollo, pero la experiencia no ha hecho sino demostrarme que al final sí que era algo tonto.

Con buscar un poquito te encuentras por la red muchas discusiones y peleas sobre si los Mac son equipos caros, y sinceramente quien dice que son caros no sabe de lo que habla. Cualquier equipo de Apple ofrece unas prestaciones y componentes superiores a equipos de otras marcas con precios similares. Pero lógicamente sí son caros para los que solo buscan equipos de medio pelo. Para eso mejor fabrícate una Hackintosh y experimentas para ver si te merece la pena o no ahorrar algo más y llegar a un Mac. Por suerte o por desgracia la calidad de un Mac se paga, pero pocas veces te arrepientes de haber invertido el dinero en un equipo de Apple. Y no es simple fanatismo por la marca, es simple y honrada experiencia personal. La calidad en la informática se paga.