Podcast 65# de No tengo iPhone, cosicas de Apple, Internet y muchos cumpleaños

Logo.Podcast.Notengoiphone

Podéis suscribiros al Podcast desde iTunes o cualquier lector de Podcast desde aquí:

El Podcast de No Tengo iPhone

O descargar directamente el programa 65 de No tengo iPhone desde este Link

Comenzamos como siempre, escuchando Swing life Away de los Rise Against

Recordad que os podéis apuntar a la lista de Twitter de Oyentes de No tengo iPhone, solo tenéis que hacerme un replie o mandarme un mensaje directo a twitter.com/Cortador y os agregaré a la lista y así poder conocer a un montón de Twitter@s de lo mejor de esta red social.

Ha nacido el hermanico pequeño de este podcast, El micropodcast de No tengo iPhone (versión Nano) Está alojado en esta dirección que os enlazo más abajo, allí encontraréis el feed y también la manera de agregarlo a iTunes, ya que de momento aún no está en el directorio de la iTunes Store.

Cosicas de Apple

Discuto sobre la mala organización de iTunes Store

Os lanzo una pregunta: ¿Nos centramos mucho en una sola marca como Apple y eso nos hace perdernos cosas?

Un par de trucos para Mac:

(Partimos el Podcast en dos gracias al tema Hero of War de los Rise against, que en este programa hacen doblete)


Cajón Desastre

5 años con Firefox (más info)

Cuatro millones de tarjetas de telefonía móvil prepago desactivan su servicio hoy mismo. (más info)

Google recuerda Barrio Sésamo y yo también, ¿cuál era vuestro personaje favorito?

Y para acabar rajada del autor de este podcast bien gorda sobre un tema que me quema las entrañas.

—-

Un abrazo a todos y un besazo a todas!! Nos oímos en el 66 de NTI y en los micropodcast! 😀

Anuncios

Zas en toda la boca, Palm Pre sincronizará música con iTunes

 

palm pre

 

No he podido echarme una sonora carcajada al leer por mi amada y odiada blogosfera que la Palm Pre podrá sincronizar música con iTunes de forma nativa y sin programas de terceros. Bonita comienza la guerra entre las principales empresas de móviles, solo falta que se empiecen a mover todos los peones y empiecen a lanzarse dentalladas el uno al otro. Desde luego a mí me apetece verlo desde la grada, y si pudiera hasta lanzaría pipas a ver si aún se hacían más pupa.

Lógicamente Apple le devolverá la bofetada a Palm lanzando una actualización de iTunes que cape la sincronización con la Pre y listo. Pero el movimiento de Palm resulta tan valiente como suicida. Ya me los imagino, capitaneados por los fichajes que Palm se llevó de Apple para desarrollar el proyecto Pre, se lanzan a conquistar Roma con palos y piedras. Y es que Apple tiene patentes y recursos para mandar al traste las incursiones de la pequeña aldea gala. Veremos cuánta poción mágica ha bebido la Pre…

En cualquier caso, la Pre es bonita, con un sistema operativo prometedor, y todas las papeletas para doblarle el lomo al equipo color manzana del nuevo iPhone que aparecerá en junio, pero podría confiar un poco más en sí misma en vez de intentar competir a golpes con Apple, que hoy por hoy es el matón de la clase.

Se avecinan guerras de móviles

Con el anuncio de l presentación de la Palm Pre el 6 de junio, se abre el camino a una bonita y divertida guerra de los llamados teléfonos inteligentes. Con el Android de Google soplando en cada vez más nucas, y el próximo evento de Apple, en que si no presentan un nuevo iPhone, lo harán a la semana siguiente, de eso estad seguros, los vientos de guerra ya azotan en las caras de los directivos de estas grandes compañías.

Yo no sabría por qué bando apostar, aunque sí que me llama la atención que las principales bofetadas se las van a dar Apple, Palm y los terminales con Android, mientras que compañías de la tradición “movilística” como son Nokia o Sony-Ericsson, se están quedando en el vagón de cola en el interés del público. Realmente tengo que confesar que me da igual qué terminal sea mejor o qué compañía lidere el ranking de ventas, lo importante es la respuesta de las compañías de telefonía móvil respecto al trato que nos darán como clientes. Hasta el momento, y ahora le toca al iPhone recibirlas…, Movistar se han portado como lo que son, unos buitres de pico curvo, pero no por ello las demás compañías le van muy a la zaga. Al menos en España existe una especie de “tri-monopolio” entre Vodafone, Orange y la propia Movistar, que son los que de verdad se comen el mercado, aunque siempre puedas optar por otras soluciones más alternativas, ya se encargan los “Tri” de putearlos para que no den el servicio que prometen al firmar con estas. 

Lo único que ansío y le pido todos los años a Papa Noel, los Reyes Magos, o a quien quiera que deje un balón de fútbol o una muñeca, dentro de los calcetines de los críos en Navidad, que la competencia entre las compañías fabricantes repercuta en las de telefonía, y estas mismas tengan que competir favoreciendo en suma al cliente final. En cualquier caso, veremos los movimientos de unos y de otros en el próximo mes, que será muy interesante.

Los móviles de mi vida

Hace tiempo que no hacía un meme, pero el de mi amigo Jorge del GUM Zaragoza, que a su vez escribe en El Sucubo, me ha gustado por lo original y por la nostalgia que me crea echar la vista atrás y ver los móviles que han ido pasando por mi bolsillo.

Mi primer móvil, aunque en realidad lo compartíamos toda la familia, fue el Alcatel One Touch Easy. Estaba por prepago con Movistar y como se puede ver en la imagen no era nada grácil ni bonito, pero la batería no veáis lo que duraba. Recuerdo que rompí la antena una noche de sábado en el mítico Pikatas (los que viváis en Zaragoza seguro que lo recordáis), con lo que me gané una buena bronca, la cual solucioné con un poco de pegamento Loctite 😉

El Alcatel One Touch 311 fue mi primer móvil en propiedad. De hecho fue un regalo de Glori, supongo que para tenerme controlado (es broma!!! XDDD) Con este móvil entré a formar parte de la “familia” de Amena, con quien apenas tenía cobertura en mi casa. Era un móvil chiquitito, robusto, funcional, que si lo pienso bien puede que haya sido el mejor móvil que he tenido nunca y que aún guardo en su cajita como recuerdo.

Por mucho que me gustara el anterior, la tecnología avanzaba y las pantallas llenas de colores me llamaban mucho la atención. Aproveché una oferta de Amena y me cambié a este móvil, un Sony Ericsson T290, que en realidad no era de color negro, sino plateado, pero no encontré foto de esos colores. Me funcionó bastante bien, pero fue una mala época la de aquel móvil y no le tengo un buen recuerdo.

Seguro que cuando llegue hasta aquí, mi amigo José Luis, se va a partir de risa. Este móvil Sharp GX17 me gustó nada mas vérselo en las manos, y como ya he comentado que al anterior móvil no le tenia mucha estima, me lancé a comprarlo libre y así seguir usando mi tarjeta de Amena, que ya era con contrato. Me gustaba mucho, y me sigue gustando el tacto que tiene, es realmente ligero y aunque limitado en lo que ha posibilidades se refiere, solo me dió problemas al cabo de muchas tratadas que le hice.

Y entonces llegó Vodafone… Estaba un poco harto de Amena, y vi a la empresa británica como una gran candidata a tener el honor de tenerme en sus listas de clientes (ajjaja). Acogiéndome al contrato más ruín y minimalista, aproveché la portabilidad para adquirir casi gratis este Nokia 6288. Me gustó por ser Slider y por las posibilidades en cuanto a software que tenía. Además había leído buenas criticas y me lancé a por él. Me gustaba muchísimo, aunque siempre me pareció demasiado endeble para lo grueso que era. Pero era un buen móvil, hasta que se rompió. Un día dijo que no quería funcionar y hasta aquí llegó su historia de apenas un año. Una pena la verdad.

Y por fin llegamos a mi actual móvil, con el que ando muy contento por la vida. Es el Nokia N81, con conectividad Wifi, lo cual me viene muy bien cuando quiero comprobar si hay Wifi en algún sitio sin gastar batería del iPod Touch. Es un gran móvil del que no tengo queja alguna, casi es demasiado para el uso que le doy. Además es mucho más robusto que mi anterior Nokia y hasta ahora se está portando como un campeón ante tanto acoso de iPhone caros y con infladas tarifas.

—-

Hasta aquí llega la cronología de los móviles de mi vida, la verdad es que me ha resultado divertido recorrer todos los modelos que he tenido, porque me hacen recordar anécdotas e historietas casi olvidadas. Por eso os animo a que recojáis el testigo y a quién le apetezca se anime a hacer su meme con los móviles de su vida.

Ayer soñé…, que un iPhone se estrellaba contra el suelo.

Ayer soñé esbozos extraños de una realidad absurda, y me desperté envuelto en sudor y gotas de incertidumbre. Esto es lo que me pasa, dicho líricamente, cuando imagino que sin querer tiro el iPod al suelo, o el MacBook sufre un golpe accidental, o se va la luz de casa mientras el iMac estaba encendido. Soy algo paranoico en cuanto a accidentes con mis gadget se refiere, y siempre los trato con cierto punto de mimo. Sin embargo no soy amigo de carcasas ni de fundas, ya que empeñan y quitan brillo al diseño original. Por ello muchas veces me he dado el susto de mi vida cuando andando por la calle escucho un golpe al lado de mi pie, y descubro que algo (que no debería) se me ha caído al suelo.

De hecho os voy a confesar que esto que os relato es una de las razones de peso por las que creo nunca tendré un iPhone. Suelo llevar el móvil en el bolsillo, pero me gusta dejarlo en la mesa, juguetear con él, o hacerle mil barrabasadas. Si tuviera un iPhone ni de coña hacia nada de esto, y amigos, soy demasiado despistado para evitarlo. Sin embargo hay gente a la que no le importa exponer su iPhone a cualquier agente externo que espera latente a rayar, manchar, o destrozar cruelmente vuestro teléfono.

Ayer iba por la calle con mi bicicleta, y paré a comprobar un mail que me había entrado en el iPod Touch mientras pasaba por una zona Wifi de Zaragoza. Y allí que pasó un hombrecillo trajeado con su iPhone en ristre mientras hablaba animósamente con un colega. Y entonces ocurrió la tragedia… El tipo se emocionó demasiado contando alguna batallita, y gracias a un gesto demasiado impulsivo, su iPhone (sin funda alguna) terminó en el duro suelo en plan kamikaze. La verdad es que no llegué a ver lo que le había ocurrido al teléfono, pero por los juramentos y el mal color que se le estaba poniendo al tipo, deduzco que algo más que un par de muescas le había provocado tal caída. Aun con todo, antes de emprender de nuevo la marcha, pude ver como se le caía una segunda vez al intentar recogerlo tras la primera quedad. Casi me dolió a mí.

He visto y leído que el iPhone es un dispositivo que aguanta bien los golpes y este tipo de cosas, pero yo por si acaso tendría cuidado al llevarlo, porque si sois la mitad de patosos que el tipo de la anécdota, o una cuarta parte de lo despistado que yo, vuestro iPhone va a correr tanto peligro que más vale que os quedéis con vuestro Movil-Ladrillo y os lancéis a por el iPod Touch que no está tan expuesto a ciertos accidentes made in móvil.

“Teniendo un iPod Touch, ¿quién quiere un iPhone?”

Eso lo he escuchado más de una vez desde que apareció en el mercado español el iPhone 3G. Mucha gente estaba esperando para ver qué ocurría con Telefónica y sus planes (criminales) para comprar un iPhone 3G, o tirarse hacia un iPod Touch. Incluso hubo gente, que como yo, esperaba que los iPod Touch bajaran de precio una vez conocidos los precios americanos para los nuevos teléfonos de Apple. Pero no fue así, y se han mantenido los precios anteriores, al menos hasta la fecha.

Después de todo el revuelo inicial con el iPhone 3G, y de quemar y requemar a las tiendas de Movistar preguntando si había o no iPhone para ir a comprarlos, mucha gente dio marcha atrás y se gastó un cuarto de lo que pagaría en un año por el iPhone 3G, sumando tarifas y gastos mínimos, en un iPod Touch (en este caso de 8 Gigas). Los Touch tienen las mismas funcionalidades que un iPhone, pero con la salvedad obvia de no ser un teléfono móvil y no llevar implementado el sistema GPS. La actualización 2.0 abrió un nuevo mundo de aplicaciones con las que incrementar, y equiparar todavía mas los Touch a los iPhone, y además con menor gasto de batería, esto último también bastante obvio. Por eso yo fui de los que me compré un iPod Touch, y ando muy contento con él. No me duele el hecho de sacar mi Nokia del bolsillo cuando me llama alguien o me mandan un SMS, mientras tengo en la bolsa el Touch haciendo sonar mi música favorita o mandando un mensaje a Twitter con Twinkle. Maltrato mi teléfono por un lado, y cuido con mimo el Touch por otro. Porque aunque no lo parezca, soy un maltratador de móviles en potencia, y creo que no aguantaría ver como mi supuesto iPhone se va al suelo por uno de mis habituales descuidos…

No sé si los usuarios de un iPod Touch estáis de acuerdo conmigo, me imagino que como en todo, unos pensaréis igual y otros hubiérais preferido, o incluso tengáis también un iPhone en casa. Pero me encantaría conocer vuestras experiencias con vuestros Touch, y si estáis contentos con ellos o por contra lo abandonarías por un iPhone 3G en alguna cuneta. Yo desde luego, hoy por hoy, no lo cambio.

Sincroniza Agenda y Contactos entre un Mac y un móvil Nokia

isyncMacNokia

Hay maqueros que no tenemos iPhone y probablemente sigamos sin él durante un tiempo, pero sí tenemos la necesidad de sincronizar nuestro móvil Nokia con nuestros Mac. Para vosotros os presento esta guía para tener todos vuestros contactos de la Agenda y los eventos de iCal en cualquier teléfono de la empresa nórdica Nokia.

Para empezar deciros que utilizaremos la conexión Bluetooth, pero también podría usarse la conexión USB con el teléfono. Pero como la mayoría de Nokias disponen de esta conexión y todos los Mac también nos centraremos en ello. El programa que usaremos en nuestro Mac será iSync. Pero antes, iremos a este enlace de la página web de Nokia, en la que descargaremos e instalaremos el plugin que nos hace falta dependiendo del modelo de móvil que tengamos: http://europe.nokia.com/mac/isync

Una vez que ya esté instalado (cuestion de 30 segundos), entramos en iSync y le damos a la opción añadir un nuevo dispositivo, con el bluetooth activado, tanto en el Mac como en el móvil. Nos encontrará nuestro móvil y tendremos que hacer doble click en el icono que lo representa, y nos aparecerá en pantalla las opciones de sincronización. Como os he comentado, podréis sincronizar vuestros contactos de la Agenda del Mac, pudiendo excluir de la sincronización a los contactos sin número de teléfono. Y lo que para mí es más importante: podréis sincronizar cualquier calendario que tengáis creado en iCal. Tema importante:

Si utilizáis Google Calendar, podéis suscribiros mediante iCal a dicho calendario. Pues bien, con iSync también os permitirá sincronizar estos calendarios de Google Calendar que estén también en iCal, con lo cual tendremos todo bien sincronizado. Lo único malo es que no podremos editar los eventos desde el móvil, sin embargo sí podremos crear un evento nuevo o contacto en el móvil y sincronizarlo pra actualizar nuestra Agenda o iCal del Mac, es sensacional.

Esta solución que os doy no es perfecta, ni tampoco la más completa, pero sí que es gratis y estoy seguro que a muchos os será útil, o al menos eso espero porque para mí lo es 😉