Mi Experiencia con Spotify Premium y porqué me ha convencido por completo

Imagen

Desde mis tiempos en los que comencé a organizar mi biblioteca musical en Winamp a hoy, iTunes ha llenado años y años de llevar al detalle la información y carátulas de todos los discos y canciones que añadía a mi colección de música digital. La sincronización mediante cable que usaba para pasar los discos que me apetecía escuchar en los iPod y iPhone, siempre me pareció una idea genial, aunque muchos la hayan criticado hasta la extenuación. Sin embargo, la llegada de la Nube y la posibilidad de acceder a todos nuestros archivos desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo conectado a Internet, era demasiado goloso como para no probarlo.

Aunque realmente iTunes Match fue el primer servicio online que probé, sus continuos fallos me hicieron desactivarlo y olvidarme de él “forever and ever”. Fue realmente Google Music el primer servicio de música online que utilicé de verdad, con el inconveniente de tener que buscarme la vida para acceder al servicio que por entonces se limitaba a EEUU y de subir a fuerza bruta una enorme cantidad de gigas. Después de unas semanas se convirtió en un asunto complicado utilizarlo desde el iPhone y lo dejé aparcado. Meses después vendí el iPhone, me compré un smartphone Android y entonces sí comencé a utilizar intensivamente Google Music, el cual también recomiendo por ser gratuito y un excelente servicio.

ImagenHasta hace un par de meses, mi paso por Spotify lo calificaría como anecdótico. Sin embargo, la evolución de su oferta de servicios y posibilidades, así como sus fantásticas aplicaciones móviles y de escritorio, me animaron a darle una segunda oportunidad. Encontré muy interesante la rapidez con la que integró mi biblioteca de iTunes y la posibilidad de ir descubriendo música, ya fuera por mi propia inquietud de buscar y buscar, o simplemente escuchando música recomendada por mis amigos de Facebook, o por las geniales Listas de Reproducción Públicas. Sin embargo, me faltaba la posibilidad de llevarme toda esa experiencia al Smartphone, y pagar casi 10€ al mes por el servicio Premium se me hacía muy cuesta arriba.

Entonces llegó una oferta de Antena 3 por la que regalaban 60 días de prueba en modo Premium. Me suscribí y comencé a explotar todo lo que pude las posibilidades que da tener toda tu biblioteca de iTunes más todas las canciones y discos que ofrece el servicio pudiendo descargarlas, tanto al Smartphone como al ordenador, y así conservarlas por si al finalizar la promoción decidía aparcar Spotify.

La inmediatez de Spotify es uno de sus grandes puntos positivos y determinante para que su servicio me haya terminado por convencer. Primero, porque ahora puedo buscar en el momento un disco que alguien me recomienda o que veo por Internet, agregarlo a una lista de reproducción y escucharlo más tarde, cuándo y dónde quiera. Segundo, porque desde que utilizo Spotify he descubierto una gran cantidad de grupos y música nueva que, por la rapidez de búsqueda y reproducción de Spotify, me ha permitido escuchar y descubrir sin esperas. Y tercero, por la integración con Redes Sociales, y sus Listas de Reproducción Públicas y colaborativas, una idea fenomenal.

Usar Spotify en el móvil y en cualquier ordenador en el que tengo instalado el programa con todas mis listas de reproducción sincronizadas, es una ventaja que me encanta. De hecho, me he dado de alta en la promoción Spotify.Movistar.es, que te ofrece la posibilidad de disfrutar durante dos años de Spotify Premium a 6€/mes (con IVA), casi la mitad del precio habitual, usando tu cuenta de facturación del móvil para cargarte el pago. Después de la buena experiencia de estos dos meses gratis, y considerando que en cualquier momento me puedo dar de baja sin penalización, he decidido apuntarme. Soy un gran consumidor de música, y por 6€ al mes es un coste perfectamente asumible. Por todo esto que te cuento, puedo decir y digo, que Spotify Premium a mitad de precio es una de las mejores opciones que he encontrado para disfrutar, no solo de mi biblioteca musical de siempre, sino de toda la música que quiera en el móvil y en el ordenador. Un servicio muy recomendado si eres un gran consumidor de música.

Más info: Spotify.com

Anuncios

Podcast 62# de No tengo iPhone, Qué ha sido de iTunesLP y una historia final

Logo.Podcast.Notengoiphone

Podéis suscribiros al Podcast desde iTunes o cualquier lector de Podcast desde aquí:

El Podcast de No Tengo iPhone

O descargar directamente el programa 62 de No tengo iPhone desde este Link

En este corto programa de 20 minutos, dedicamos la primera parte a hablar de lo qué es, ha sido y su posible futuro, de una de las novedades que más impactó en la presentación de iTunes 9, el iTunesLP.

Agradecimientos por los votos en los Bitacoras como Mejor Podcast y Mejor Blog Tecnológico (besos a miles para vosotros ;D)

Rompemos el programa con un tema de Corazón Negro que se llama Incondicional (sin producción, a pelo,  voz y guitarra)

Y para terminar el podcast os cuento una nueva historieta que espero os guste 😉

Ni por piratear vas al infierno ni por pagar eres un iluso

Pienso sinceramente que con el tema del pirateo hay que actuar dependiendo del uso que le damos o lo que esperamos de un software, de un disco o de una película. Yo me bajo de todo, como casi la mayoría de la gente que correteamos por Internet, pero no he dejado de comprar lo que realmente me ha servido, uso todos los días, o busco un plus de calidad con mis euros gastados. Por ejemplo, yo pirateé iLife’09 porque pagué el 08 un año antes y, quitando Garageband, no lo he vuelto a abrir desde que lo instalé, por ende no me compensa pagar, año a año, los 80€ que cuesta el paquete completo.

Snow Leopard, lo pagué muy a gusto, igual que mi suscripción a MobileMe. Es un ejemplo de cosas que uso todos los días y valoro lo que cuesta y lo pago, y además porque tampoco me supone un gran esfuerzo económico hacerlo, relación calidad-precio perfecta. Con la música idem. Acabo de comprar un disco por primera vez en iTunes. Lo he hecho porque es un grupo que me gusta de verdad, y que si lo hubiera buscado en tiendas físicas, o incluso que me lo hubieran tenido que enviar por correo, me hubiera costado el doble de precio tenerlo. Por 9,99€ me he hecho con buena música que me gusta y además, gracias a los nuevos extras de iTunes LP, tengo el libreto en PDF de alta calidad y un videoclip incluído. Pero, cuidado, también reconozco bajar mucha música de la Red, y es que no me gusta gastar dinero a patadas cuando la mayoría de lo que bajo no termina gustándome o no le doy ni cuatro escuchas, no soy rico para derrochar patrimonio en probatinas. Esto lo aplicaría a las películas también.

En resumen, hay cosas que te ofrecen un plus extra que merece la pena pagar, y otras que no tanto. En cada uno está la opción de pagar por un contenido o no, a veces incluso en pagar o no reside la única fuerza que tiene el consumidor frente a grandes empresas que intentan exprimirnos al máximo. Y es que no tenemos que engañarnos ni dejar que nadie nos intente lavar la cabeza, ni piratear te lleva al infierno, ni por pagar un disco eres un iluso.

¿Pero es que ya no hay cultura musical en el colegio?

De primeras puede parecer que voy a hablar sobre el mundo del negocio musical y de la piratería, pero no amigos, la historia va por otros caminos. Hoy en día con casi cualquier gadget tenemos la opción de cargarle unas cuantas canciones y así poder escucharlas cuando y donde queramos. Los reproductores de mp3, los móviles capaces de reproducir música, son normalmente los encargados de endulzarnos los paseos, hacernos más llevaderos los viajes, o motivarnos cuando hacemos deporte. El cómo la escuchamos es donde se encuentra el meollo del asunto.

Personalmente soy un apasionado de la música y por tanto me gusta disfrutarla en la mejor calidad posible, dentro de unas posibilidades claro está, por lo que inmediatamente después de comprar un iPod ya le estoy comprando unos auriculares en condiciones debido a la baja calidad de los de Apple. ¿Mis preferidos? Sin duda los intrauditivos, o in-ear, que te aislan del ruído exterior y puedes escuchar todos los matices de la composición. Logicamente esto va a gustos, ya que hay quien prefiere los auriculares abiertos, los cascos, etc… Pero cualquiera es bueno si se adapta a nuestras necesidades y nos hace disfrutar de la música. Sin embargo hay una extraña práctica que estoy observando mucho últimamente y que, para ser sincero, no logro entender. Situémonos:

Vas por la calle andando y de repente escuchas a tu espalda una especie de ruido molesto y distorsionado. Por si fuera poco, el volumen siempre suele estar demasiado alto. Y cuando te giras a ver qué coche ha pinchado, o a qué perro le han pisado la cola, descubres a un chaval/a que va tras de ti móvil en mano y con una canción a toda pastilla resonando a través de los altavoces del mismo. ¿Pero de verdad escuchan algo? críos

De acuerdo que igual no hace falta buscar los mejores auriculares o cascos para disfrutar de la música, pero dudo bastante que ellos lo hagan. Parece que esta “de moda” o costumbre de maltratar al personal y desperdiciar batería, se ha extendido entre los zagalicos “made in instituto” que andan con la banda sonora a cuestas, y que por lo general es de pésimo gusto. Uno que normalmente ya les dobla la edad, termina imaginando dos cosas:

La primera que no les gusta la música y la segunda que tienen poco respeto por los que pasamos de vez en cuando por su lado, ya que el 100% de las veces no me apetece lo más mínimo escuchar los gorgoritos distorsionados del hit del momento producidos por un altavoz preparado para los politonos y poco más.

¿Pero es que está gente no da música en el cole?

Dentro de poco Spotify en todas partes

Una de las alegrías de este 2009 en cuestión de noticias relacionados con Internet fue la aparición de Spotify, del que ya hablamos en el Podcast 40 de No tengo iPhone. Spotify supuso un soplo de aire fresco en lo que a distribución y disfrute de la música se refiere. Vía streaming, y como si de nuestra propia bilbioteca de iTunes se tratase, se abre a nuestro alcance una de las más grandes recopilaciones de música que hayan pululando por la Red. Cualquier canción y cualquier grupo la puedes encontrar en Spotify, aunque cierto es que últimamente habían establecido algunos recortes y algunos grupos no se podían escuchar dependiendo del país en que vivas, pero se puede decir que la mayoría de nuestras búsquedas tendrán una respuesta positiva.

Bien, pues hoy se ha publicado la API de Spotify, que viene a significar que dentro de poco habrá clientes y software vinculados con este genial programa para hacer de nuestra experiencia musical en la red mucho más personalizada y a nuestra medida. Por supuesto ni falta hace decir que lo primero que me ha venido a la mente ha sido las pequeñas aplicaciones que podrán ser instaladas en dispositivos móviles como en los iPhone o iPod Touch, y que llenarán de música, que no de megas, la capacidad de estos. Puede ser una explosión en cuanto a software se refiere comparable a lo que supuso la liberación de la API de Twitter.

Personalmente ya estoy deseando que se comience a trabajar en esta API, a ver con qué nos sorprenden.

Más información y descarga: Spotify

El mejor iPod para escuchar música

No quiero dejar de remarcar antes de comenzar este artículo, que como la inmensa mayoría de los de este blog, aquí vierto una opinión totalmente personal con la que se puede estar de acuerdo o discrepar, y de hecho si no estáis de acuerdo, me encantaría conocer vuestras opiniones vía comentarios. Y digo esto porque decir que algo es lo mejor es muy delicado, ya que las verdades absolutas no existen ni en las matemáticas. De cualquier modo desde que me compré el iPod Touch he ido desterrando el uso continuado que antes sufría mi pequeño iPod Nano 3G. El tener un “todo en uno” como es el Touch hacía difícil la coexistencia con el Nano. Después de todos los meses que hace que disfruto de lo gran gadget que es el Touch, tengo que gritar a los cuatro vientos y sin complejos que el Nano, el cual he vuelto a sacar a la calle hace un par de días, me tiene enamorado desde el primer día.

Pese a la genialidad que es usar el iPod Touch para escuchar música, el poder llevar en casi cualquier parte el Nano, además de interactuar con él con la genial y casi extinta clickwheel, hacen del Nano una maravilla para llevar tu música a pasear. Y esto creo que lo podemos decir todos los usuarios de un Nano, igual da que sea de una generación u otra, aunque he decantarme por la forma cuadrada y regordita del de Tercera Generación, que me parece el más acertado de todos, pese a que muchos se han vuelto a enloquecer con las formas suaves y rectangulares de la Cuarta Generación.

Su uso es rápido y ligero.  Su sonido fenomenal si lo combinamos con unos auriculares de calidad, y tiramos los que nos “regala” Apple, que son de lo peor que han inventado estos chicos de Cupertino. En resumen, y para quienes estén pensando en comprarse un iPod y todavía no sepan cuál escoger, ahí os dejo mi opinión, el Nano es el reproductor de música por excelencia de Apple, para todo lo demás el Touch, pero hablamos exclusivamente de gestionar una biblioteca musical y moverte con ella de aquí para allá, y aquí el Nano no tiene rival.

Podcast #40 de No tengo iPhone. Cosicas de Apple, cabreos, recomendaciones y Spotify

Logo.Podcast.Notengoiphone

Podéis suscribiros al Podcast desde iTunes o cualquier lector de Podcast desde aquí:

El Podcast de No Tengo iPhone

O descargar y/o escuchar online el programa 40 de No tengo iPhone desde este Link

—-

Canción de entrada: Rise Against – Swing life away

—-

Cosicas de Apple

– Respuesta rápida al oyente Hugo que nos preguntaba: ¿Qué escojo un iPhone o un iPod Touch?
– Renovación sin mucha publicidad del MB Blanco que aguanta chaparrones.
– ¿Qué es? iTunes U (educación en iTunes)
– Tim Cook nos deja claro la linea argumental de Apple para el 2009
– Troyano cachondo en iWork’09 que circula por torrent y emule.
–  Un poco de historia: El primer virus informático fue para Mac.
– Recomendación de un compañero: http://www.fuertemac.com
– Ya se distribuye el iLife’09, pero para Europa hay que pagar casi 8€ d gastos de envío, de qué van????


——
Canción de mi descanso y vasico de agua:
Sínkope – En tarros de miel.
——


Cajón Desastre

– Hablamos de Spotify (o como dice mi madre, espotifí) Para registraros gratis y poder probarlo (Mac y Windows) pinchad aquí.
– Saludos al oyente que descarga y escucha el podcast con un Zune, me encantaría recibir un correo tuyo o mejor, un audiocorreo 😉

Una petición os hago, si os gusta el podcast, suscribiros a iTunes y recomendadlo por ahí, que oye siempre hace ilusión, gracias a todos los oyentes 😉