La compra online es caprichosa y la velocidad en la entrega es la clave

Almacen Logistico de Amazon

amazon

No es que sea un asiduo comprador online, sobre todo porque no soy un asiduo comprador en general. Aunque, los caprichos son una tentación inevitable en esta sociedad de consumo, siempre termino saliendo del carrito en el último momento. ¡Gracias, Pepito Grillo! Sin embargo, si hay una tienda online de la que me declaro incondicional es de Amazon.es

Básicamente, mi historia con Amazon es la historia de lo que debería ser la experiencia de usuario cuando compras por Internet. Un gran catálogo de productos, unos tiempos de entrega rápidos y la posibilidad de encontrar buenos precios sin sentir la desconfianza de la típica “ganga”.

De ahí he pensado que en realidad, la compra online es más sencilla de lo que todos los estudios y métricas explican con ratios e informes. Los usuarios nos movemos por el impulso del “lo quiero y lo quiero ya”, por eso es muy importante que, además de encontrar lo que queremos, llegue rápidamente a nuestras manos. De hecho, cuando me he visto en la tesitura de meter varios productos a un carrito, si no es algo concreto que necesito, siempre termino haciéndolo por ese instinto caprichoso que todos tenemos. La compra online es caprichosa por naturaleza, por lo que esa inmediatez se tiene que ver recompensada con un corto periodo de espera en el envío, si no se pierde todo el efecto.

Almacen Logistico de Amazon

Ayer mismo, buscando un bidón para la bici, estaba navegando por una tienda online especialidad en ciclismo, wiggle.es. Terminé mi visita añadiendo tres productos más, y cuando me decidí a proceder al pago, me detuve debido a que sabía que hasta dentro de 5-10 días no iba a recibir el pedido. Lógicamente, si hubiesen sido productos que necesitaba de forma imperiosa, hubiera tragado con la espera, sin embargo no me resultaban tan imprescindibles como para esperar tanto tiempo. Realmente era un capricho tan pasajero que acabó pasando de largo. Tal vez si me hubiesen ofrecido una espera de 48h me hubieses decidido… De hecho estoy seguro de ello.

Amazon tiene una gran ventaja logística en ese sentido. Por muy poco (ni 20€ al año) puedes contratar con ellos  una tarifa plana de envíos. Estos envíos Premium te permiten recibir en tiempo record los productos pagando lo mínimo, o directamente gratis sea cual sea el valor del pedido. De hecho, hace poco encargué con este sistema unos auriculares y me llegaron al día siguiente, solo tuve que pagar 2,99€ de gastos de envío. Aún así, podría haberlos recibido gratis, y lo hubiera recibido en 2-3 días. Esa rapidez para mí es la clave del éxito del ecommerce, en donde la guerra de precios, servicios añadidos, etc…, en estos tiempos es brutal.

¿Qué os hace decidir dónde comprar online a vosotros, queridos lectores?

Fan de Gmail

Gmail en su versión web es simplemente un espectáculo. Hoy mismo han incluído una novedad muy interesante, la organización de tu correo por pestañas. Ya no solo vas a poder organizar tu flujo de correos mediante el uso de etiquetas y filtros, sino que además Gmail detectará por la categoría de tus mails para tener tu inbox lo más brillante posible.

Personalmente he usado Mail (Mac), Thunderbird, Outlook, y Sparrow, y solo pensando un segundo. Todos programas de escritorio para gestionar el correo. Al final, siempre he vuelto a usar la interfaz web de Gmail. Es rápida, sencilla, accesible “everywhere”, practicamente nunca falla y si configuras bien los filtros es una maravilla la gestión que hace de tus mails. Yo soy fan.

Mi Experiencia con Spotify Premium y porqué me ha convencido por completo

Imagen

Desde mis tiempos en los que comencé a organizar mi biblioteca musical en Winamp a hoy, iTunes ha llenado años y años de llevar al detalle la información y carátulas de todos los discos y canciones que añadía a mi colección de música digital. La sincronización mediante cable que usaba para pasar los discos que me apetecía escuchar en los iPod y iPhone, siempre me pareció una idea genial, aunque muchos la hayan criticado hasta la extenuación. Sin embargo, la llegada de la Nube y la posibilidad de acceder a todos nuestros archivos desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo conectado a Internet, era demasiado goloso como para no probarlo.

Aunque realmente iTunes Match fue el primer servicio online que probé, sus continuos fallos me hicieron desactivarlo y olvidarme de él “forever and ever”. Fue realmente Google Music el primer servicio de música online que utilicé de verdad, con el inconveniente de tener que buscarme la vida para acceder al servicio que por entonces se limitaba a EEUU y de subir a fuerza bruta una enorme cantidad de gigas. Después de unas semanas se convirtió en un asunto complicado utilizarlo desde el iPhone y lo dejé aparcado. Meses después vendí el iPhone, me compré un smartphone Android y entonces sí comencé a utilizar intensivamente Google Music, el cual también recomiendo por ser gratuito y un excelente servicio.

ImagenHasta hace un par de meses, mi paso por Spotify lo calificaría como anecdótico. Sin embargo, la evolución de su oferta de servicios y posibilidades, así como sus fantásticas aplicaciones móviles y de escritorio, me animaron a darle una segunda oportunidad. Encontré muy interesante la rapidez con la que integró mi biblioteca de iTunes y la posibilidad de ir descubriendo música, ya fuera por mi propia inquietud de buscar y buscar, o simplemente escuchando música recomendada por mis amigos de Facebook, o por las geniales Listas de Reproducción Públicas. Sin embargo, me faltaba la posibilidad de llevarme toda esa experiencia al Smartphone, y pagar casi 10€ al mes por el servicio Premium se me hacía muy cuesta arriba.

Entonces llegó una oferta de Antena 3 por la que regalaban 60 días de prueba en modo Premium. Me suscribí y comencé a explotar todo lo que pude las posibilidades que da tener toda tu biblioteca de iTunes más todas las canciones y discos que ofrece el servicio pudiendo descargarlas, tanto al Smartphone como al ordenador, y así conservarlas por si al finalizar la promoción decidía aparcar Spotify.

La inmediatez de Spotify es uno de sus grandes puntos positivos y determinante para que su servicio me haya terminado por convencer. Primero, porque ahora puedo buscar en el momento un disco que alguien me recomienda o que veo por Internet, agregarlo a una lista de reproducción y escucharlo más tarde, cuándo y dónde quiera. Segundo, porque desde que utilizo Spotify he descubierto una gran cantidad de grupos y música nueva que, por la rapidez de búsqueda y reproducción de Spotify, me ha permitido escuchar y descubrir sin esperas. Y tercero, por la integración con Redes Sociales, y sus Listas de Reproducción Públicas y colaborativas, una idea fenomenal.

Usar Spotify en el móvil y en cualquier ordenador en el que tengo instalado el programa con todas mis listas de reproducción sincronizadas, es una ventaja que me encanta. De hecho, me he dado de alta en la promoción Spotify.Movistar.es, que te ofrece la posibilidad de disfrutar durante dos años de Spotify Premium a 6€/mes (con IVA), casi la mitad del precio habitual, usando tu cuenta de facturación del móvil para cargarte el pago. Después de la buena experiencia de estos dos meses gratis, y considerando que en cualquier momento me puedo dar de baja sin penalización, he decidido apuntarme. Soy un gran consumidor de música, y por 6€ al mes es un coste perfectamente asumible. Por todo esto que te cuento, puedo decir y digo, que Spotify Premium a mitad de precio es una de las mejores opciones que he encontrado para disfrutar, no solo de mi biblioteca musical de siempre, sino de toda la música que quiera en el móvil y en el ordenador. Un servicio muy recomendado si eres un gran consumidor de música.

Más info: Spotify.com

Cada día le tengo más manía a Twitter

Imagen

Tengo que decirlo, cada día le tengo más manía a Twitter. Cierto que es una herramienta fantástica para enterarte de un montón de temasdiferentes, para seguir eventos en directo, para comunicar… Pero la excesiva necesidad de la gente por ser los más ingeniosos (véase cualquier invasión de Hashtags en el Timeline), lo irritante que se vuelven si no contestas a sus replies (hay quien aún no sabe que Twitter no es un chat), y la impunidad de un nick para ser antipático y desagradable, pueden conmigo.

 Escribía y compartía mucho por Twitter, pero cada vez lo hago menos. De hecho, llegué a seguir a 1.000 usuarios y ahora solo sigo a 200, y aún me parecen muchos. No me importa el número de gente que me sigue o me deja de seguir, porque sé que la mayoría están ahí por causas equivocadas. Primero porque muchos provienen de la época en la que grababa el podcast de No tengo iPhone, y la verdad, en Twitter no hablo de Apple absolutamente nada. Y segundo, porque la cantidad de Spam y cuentas fantasma que me siguen solo se compara con el número de cuentas zombie que pululan en Instagram. 

Me gusta el concepto de Twitter, con el que nació y con el que me divertí durante mucho tiempo, 140 caracteres para compartir ideas, enlaces, conceptos… Pero en los últimos dos años, Twitter ha degenerado mucho, demasiada gente metida en un saco tan pequeño solo ha hecho que pierda el interés por lo que dicen. Llevo desde el 2007 con una cuenta de Twitter en la que he publicado 25,735 mensajes. Tal vez demasiados. Muchos con contenido, otros sentimentales, la mayoría seguro que son estúpidos. Hoy creo que se ha terminado mi ciclo en Twitter. Al menos, con esa cuenta. Todavía no he decidido qué hacer. Me da pena eliminarla, pero por otro lado sé que no disfrutaré de Twitter si no me libro del peso acumulado de estos 5 años.

Imagen

Hace un tiempo descubrí Google+, mucha gente sigue convencida que es una Red Social vacía, sin gente ni contenidos. No es cierto. Google+ está muy viva, y cada vez más. Creo que a veces, cuando llegamos a una ciudad nueva en la que no conocemos a nadie y no están nuestros amigos, es lógico sentirte solo y pensar que allí todo el mundo es frío y por eso nadie nos dirige la palabra. Tal vez tengamos que dar nosotros el primer paso, interactuar, ofrecer buen contenido, participar… Google+ es una nueva y moderna ciudad en la que encontrar nuevas experiencias y otra gente con la que interactuar. Una oportunidad.

Cuanto más me alejo de Twitter, más me acerco a Google+. Llevo muchos años metido en el negocio de las Redes Sociales y siento que mi pertenencia a ellas tiene que dar un nuevo giro. Si no lo hago dejaré de disfrutarlas, de eso estoy seguro. Y no quiero abandonarlas porque me sigue atrayendo el concepto de compartir, interactuar y disfrutar con ellas.

El iPhone y el iPad cada vez son más marca Google

 

Captura de pantalla 2013-04-30 a la(s) 17.16.18

Ahora Google Now, pero antes ya estaba Gmail con sus correos y calendarios, los vaivenes de Google Maps y Youtube… Los iPhone y iPad cada vez están más “googleizados”. Por ahí he leído opiniones que se autorebozan en su sentimiento Apple asegurando que es obvio, que sin iOS la difusión de los servicios de Google se quedaría sin probar las mieles del éxito. Que el iPhone y el iPad es lo más de lo más, y que por eso Google tiene que agachar las orejas y pasar por el estrecho aro que siempre ha demostrado Apple para todo. Fijate que yo estoy al otro lado de la idea. Google se la ha vuelto a meter a iOS por arriba y por abajo.

Desde hace ya unos años, tengo la sensación de que iOS, como sistema operativo revolucionario y moderno, lleva estancado en unos gruesos muros de autoadulación y ciego convencimiento de seguir en el Top de manera inamovible. “Qué más da lo que hagan los demás, seguimos siendo los mejores”. Mi experiencia es la siguiente:

Llevo siendo usuario de Apple muchos años. He sido, y por motivos laborales sigo siendo, usuario de iPhone y iPad (heavy user, personal y profesionalmente hablando) He escrito y grabado mucho sobre ellos, y hace ya una año sentí la necesidad de probar algo diferente. Me lancé a tumba abierta al mundo Android con un Samsung Galaxy S3 del que sigo encantado después de tantos meses. Ni un cuelgue, ni un fallo, una experiencia de usuario fantástica, ni una aplicación que usara en iOS que no tenga su homónima (o equivalente) en Google Play. El nivel de personalización, la flexibilidad a la hora de compartir contenidos, el ser, hacer, deshacer… Android ha triunfado conmigo. ¿Es mejor que iOS?, para mí sí, para ti no tengo ni idea. Pero no es esto lo que quería contarte.

La película gira en torno a Apple y a su ceguera respecto a lo que sucede a su alrededor. Con Now y sus demás servicios, Google vuelve a entrar a tope en los iPhone y iPad. Personalmente, iCloud nunca me ha dado la impresión de ser capaz de mejorar absolutamente nada de lo que ya tenía Google. Ahora Google sigue metiénsole sus servicios a los usuarios de iOS uniéndolos a todos y arrastrándoles a las tinieblas. Y muchos todavía piensan que no importa lo que suceda a su alrededor.

Si eres usuario de iPhone/iPad quiero, no que te enfades si has sentido que en algún momento intentaba herir tus sentimientos de usuario. No te quiero ni convencer, ni molestar diciendo que Android es mejor que iOS, no lo pienso así. Cada usuario tenemos nuestro propio dispositivo perfecto, y yo no soy quién para convencer de nada, solo cuento mi experiencia que no tiene porqué ser la tuya. Pero según lo que siento sobre la tecnología móvil, y con los años de experiencia que llevo en la mochila, creo que Apple tendría que dar un golpe encima de la mesa y volver a innovar de verdad. Es lo que necesita y al menos, lo que necesitamos muchos usuarios.

El peligro del Follow Back en Twitter

Desde el 2007 ando por Twitter todos los días, y como en toda experiencia en redes sociales, he ido pasando por diferentes etapas. Durante mucho tiempo he creído firmemente en el buen hábito de seguir a quien te sigue, el famoso Follow Back, e incluso miraba con ojos semicerrados a quien tenía muchos followers y seguía a pocos usuarios. Ya sabéis, el famoso concepto de “Divo” o “Tweet Star”. Os digo algo, mi Timeline está decreciendo y no soy ni una cosa ni otra.

Según lo que grita mi experiencia al oído, el Follow Back o el compromiso de seguir a quién decide seguir tus publicaciones, me ha generado tanto ruído en Twitter que si no llega a ser por la llegada de las Listas, haría mucho que no me enteraría de nada de lo que pasa en mi Timeline. Os confieso que hace mucho que no leo el Timeline general, y que solamente abro Twitter para leer mis Listas de usuarios de los que no me quiero perder nada de lo que publican.

No quiero decir con esto que no haya gente interesante en Twitter, sino que hay demasiados y me es imposible seguirlos a todos. Lo peor es que por ese “ruído” generado por tantas cuentas publicando, pierdo gran parte de la información que realmente me interesa. En la actualidad, solo sigo a quién pienso que me aporta algo en ese momento, y seguro me pierdo grandes usuarios, pero no hay tiempo para mas. También estoy haciendo Unfollows. Siento quien se pueda sentir ofendido por ello, pero no es para nada algo personal os lo aseguro. Tan solo intento poner orden en mi Timeline. Y os digo una cosa, cada uno en Twitter sigue, o no sigue, a quien quiere. No tiene sentido molestarse por un Unfollow, o por que esa persona que sigues no te siga a ti.

Igual que en Twitter y en otras redes sociales, lo mejor del mundo es tener muchos perfiles diversos aportando información y publicaciones nuevas, pero el exceso que puede provocar el Follow Back genera el efecto contrario que se pretende. Personalmente necesito volver a disfrutar de mi Timeline, cosa que ahora no hacía.

No tengo iPhone 89

Vuelvo con un nuevo programa del podcast. ¿La razón por la que he tardado tanto en grabar uno nuevo? El trabajo. Tal y como están últimamente las cosas, no conviene descuidarse y trabajar lo máximo posible, aunque el tiempo libre se vea más comprometido que de costumbre. Pero aunque haya tardado un poco más de la cuenta, espero encontrarme con todos vosotros para que acompañéis en este número 89.

Encontraréis mi opinión sobre el nuevo Mac OS X Mountain Lion después de una semana de pruebas. Además os hablaré de una aplicación de productividad diferente y original llamada Clear. Se ha convertido en una imprescindible para mi día a día. ¿Quién lo iba a decir? Y por último, una pequeña opinión sobre la situación en el mundillo del podcasting con el, como lo ha calificado @verdugo789 en Twitter, JpodGate.

http://www.archive.org/download/Notengoiphone/NoTengoIphone89.mp3″

Encontrarás todos los programas del Podcast en:

Puedes contactar conmigo a través de: