¿Te gustaría trabajar para Apple?

En tiempos en que la cola del paro ha pasado de ser una línea recta a dar vueltas en espiral, y las ofertas de trabajo escasean y más en ciertos sectores, seguro que a más de un maquero se le ha pasado por la cabeza eso de “Cómo me gustaría trabajar para Apple…”. En realidad no hace falta estar en el paro, también sirve estar puteado en un trabajo malpagado en el que no te valoran, para tener este tipo de pensamiento ensoñadores.

Supongo que coincidiré con más de uno si digo que en alguna ocasión se me ha pasado por la cabeza la idea de montar un negocio distribuyendo productos de Apple, pero cuando empiezas a investigar te das cuenta que no hay mucho futuro por ese camino. La propia Apple hace compañía desleal a sus proveedores con la Apple Store Online, si queréis corroborar esto solo tenéis que preguntar por ahí. Se trabaja con márgenes de beneficio muy bajos y la única solución es tirar por el camino de ofrecer soporte a empresas o vender accesorios para iPod, etc… Sin embargo yo aún voy más lejos con este artículo, porque esta misma tarde me he imaginado entrando por las puertas de Cupertino, y me ha parecido verme caminar decidido a ocupar mi silla de trabajo delante de un iMac de 24″ para hacer cualquier cosa que me pidan los jefazos de la Manzana. Pero luego lo he repensado y tal vez no sea todo tan idílico como pueda parecer.

Todos sabemos de la exigencia y el método casi espartano al que somete Steve Jobs a todos sus colaboradores, y me imagino al tío Steve echándole un broncazo de aupa hasta a la mujer de la limpieza que olvidó limpiar algunas motas de polvo en el escritorio. Supongo que dependerá del puesto, pero Apple no tiene muy buena fama en lo que ha trato con los empleados se refiere. Por lo que el sueño de muchos maqueros de trabajar en Cupertino, tal vez pudiera convertirse en pesadilla si se hiciera realidad. Pero como en casi todas las empresas nos explotan y nos “malpagan”, podemos pensar que al menos trabajar en Apple, ya que nos encantan sus productos, compensaría todo. No sé vosotros pero yo he terminado casi odiando los productos de las empresas en las que he trabajado, simplemente porque necesitaba desconectar al salir del trabajo y olvidar todo lo que me recordara a él. Y sinceramente no me gustaría “odiar” los equipos de Apple que tanto me gustan. Por lo que creo que no me gustaría trabajar para Apple, ¿y a vosotros?

Estoy harto de injusticias

cabreado

Ya me perdonaréis todos, pero es que hoy vengo muy cabreado, y necesitaba escribir y compartirlo con todos. No tiene nada que ver con la Mac ni con Apple, así que disculpas por anticipado.

Estoy harto de que haya personas por encima de ti que practiquen el deporte de tratar a la gente por niveles y de ofrecer distinto trato según seas esto, o seas lo otro. No es normal que en un colectivo de personas, sea del número que sea, haya quien acapare todos los elogios, toda la atención, todo absolutamente todo, y el resto nos tengamos que conformar con mirar, asentir, y callar, pues encima mas nos vale. Todos hemos tenido jefes injustos, que no han dudado en machacarte, sobrecargarte de trabajo, o por el contrario ignorarte, y dejarte solo ante el peligro, esto es algo que tendría que acabar de una vez y se que muchos me entendéis. No es normal que a un grupo de trabajo se le ignore, no se le tenga en cuenta, y la única instrucción que se reciba de “arriba” sean amonestaciones, “toques de atención” totalmente injustificados, y una total falta de interés por quien debería ser el último responsable y el coordinador de dicho trabajo o proyecto, cuando se está trabajando igual o mejor que en otros grupos.

Estoy harto de estas cosas, me superan, no entiendo porqué se hacen distinciones, ni sobre qué criterios se hacen, pero es algo que me saca de mis casillas. No soporto a las personas que se creen con un mínimo poder de jugar con las personas, tal vez por ello siempre he tenido problemas con el “poder”, porque siempre, y digo siempre, termina siendo injusto y mal administrado, sea por quién sea.

Comodidad y ergonomía para nuestros ordenadores

cervicales

Ergonomía para el cuerpo, sí señor. Porque muchos nos tenemos que pasar largas horas frente a un ordenador (Mac o PC) y por mucho que nos apasione lo que estamos haciendo siempre terminas cansado de escribir, de mirar fijamente a la pantalla, de la maldita silla… Y por ello pienso que es bastante importante que nuestros proveedores favoritos de gadgets y ordenadores piensen en nuestra comodidad. Por ejemplo, qué opinais del nuevo teclado ultrafino de Apple, precioso verdad? Bueno pues imaginaos tecleando continuamente en él. Lo primero que tendría que objetarle es que casi no tiene altura en la parte superior, por lo que al ser casi plano es bastante incómodo el pasarte mucho tiempo escribiendo, y esto es fácilmente mejorable por el diseñador.

Las pantallas que tanto miramos y admiramos son una parte fundamental a la hora de trabajar cómodamente y sin problemas. Las pantallas excesivamente luminosas de los nuevos iMac nos dieron algún que otro quebradero de cabeza ya que el mantener el brillo tan elevado puede provocar que nuestros ojos nos pidan un respiro a las primeras de cambio. Todo es mejorable.

El diseño no tiene porqué estar reñido con la ergonomía y la comodidad a la hora de trabajar con nuestras maquinitas. Y no es un punto negativo para Apple, que su producción es mucho más ergonómica que muchos otros fabricantes, pero sí una llamada de atención para los esperados nuevos MacBook slim, o los Table Mac, tan esperados, pero que si no están bien diseñados pueden convertirse en un tormento para los usuarios.

Nota del autor: odio los reposa muñecas para teclados y para ratón.